Lunes, abril 12th, 2010 | Author:

Con la incorporación, hace unas décadas, del agua corriente en el interior de las viviendas, surgió la necesidad de crear una barrera que nos permitiera usar solo aquella cantidad de agua que necesitáramos, e impedir su flujo continuo. Nació entonces el grifo. Tras canalizar el agua desde los grandes embalses…

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in