Miércoles, abril 21st, 2010 | Author:

Cuando se trate de realizar una cubierta, no debe escatimarse esfuerzos ni económicos ni laborales además del ingenio y el conocimiento. El techo bien realizado nos evitará humedades prematuras y el disgusto de no poder tener la pintura o decoración bien terminada o mantenida. Pero si por algún fallo en la realización o por el paso de los años se hubiera producido la aparición de manchas de humedad en el interior, o goteras no nos quedará más remedio que pensar en una urgente impermeabilización de la cubierta.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in