Jueves, junio 17th, 2010 | Author:

Una vez que tenemos la bola de plastilina bien colocada sobre la botella, procedemos a moldear el rostro de nuestro titere. En este momento, la realización de actor de trapo queda en manos de la imaginación de su creador. Tan solo apuntar como consejo que es conveniente marcar profundamente todos los rasgos, no sólo por el aspecto humorístico del que se dota a nuestro personaje, producto de la caricatura, sino también porque a la hora de desarrollar los siguientes pasos nos asegurará que la cara quede bien definida.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in