Lunes, septiembre 13th, 2010 | Author:

Para que lodo funcione correctamente en una instalación de evacuación, es conveniente respetar una serie de normas técnicas y jurídicas relativas a la longitud de los tramos, al diámetro, a los codos y curvaturas y a la inclinación de las tuberías, al uso de los sifones, de las fosas sépticas y pozos de registro, al modo de realizar los empalmes y a las dimensiones de la tubería principal. Es importante, pues, informarse de las normas existentes en cada sitio, ya que pueden existir diferencias considerables. En principio, el propietario de la casa es el responsable de toda la instalación hasta que ésta desemboca en la cloaca de la comunidad, aunque muchas veces esta cloaca se halla algo apartada de la casa.

En cambio, el servicio de alcantarillado y cloacas incumbe a la autoridad municipal. Si la casa en que se vive ha sido construida junto con otras es muy posible que la instalación de evacuación sea común a todos los vecinos. Esto supone que habrá una conducción única para la evacuación de todas las viviendas antes de desembocar en la red comunal. En este caso el funcionamiento y mantenimiento de la instalación se halla a cargo de todos los usuarios. El costo de la red de alcantarillas en las zonas extraurbanas es tal que para la dispersión de las aguas sucias de una casa hay que recurrir a las fosas sépticas. Su construcción tiene que ajustarse a las normativas dictadas por las autoridades locales.

Categoría: Sifones, Tuberias Agua
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in