Viernes, octubre 29th, 2010 | Author:

La parte de atras de nuestro cuadro no reviste ninguna complicación. Tendremos que cortar una pieza de cartón duro o de tablero de cartón prensado e incluso se puede utilizar un contrachapado de madera. Su fijación se hará mediante unos clavitos sin cabeza, incrustados en el marco que ejercerán la presión necesaria. En este mismo tablero hemos de prever la colocación de los enganches que nos permitirán colgar el cuadro en la pared. Existen diferentes modelos y tamaños conforme sean nuestras necesidades y adaptándolas al peso y tamaño del cuadro.

La colocación de la pintura sobre el paspartú varía si esta está hecha sobre un fino lienzo que pudiera curvarse o sobre uno rígido.. En el primer caso será necesario encintar todo el perímetro de la pintura, mientras que en el segundo solo será necesario encintar la parte superior, para evitar su desplazamiento una vez colocado verticalmente. Si se tratase de una pintura con un cierto valor, recomendamos el asesoramiento de los profesionales, ya que algunos elementos empleados están compuestos por agentes ácidos que podrían dañar seriamente nuestro pequeño tesoro.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in