Jueves, noviembre 04th, 2010 | Author:

Con la construcción de viviendas unifamiliares alrededor de las grandes ciudades, surge de nuevo la necesidad de la instalación de las chimeneas, pues no sólo va a ser un elemento decorativo, sino que en la mayoría de los casos, va a suponer el elemento productor de calor más importante de este tipo de viviendas. Pese a que la base principal de la chimenea, sean cuatro paredes de ladrillo refractario, una campana y un tiro, el acabado final es muy variado, tan variado como lo pueden ser los combustibles a emplear. Desde la tradicional leña, pasando por el carbón, el gas natural o envasado, el gasoil hasta llegar a elementos eléctricos.

En este número vamos a describir la construcción de una chimenea cuyo combustible principal va a ser la leña, aunque podría utilizarse también el carbón. Puesto que se trata de la principal fuente de calor de esta vivienda, se ha instalado un recuperador de calor, que incorpora unas conducciones para la distribución del aire caliente y unos ventiladores que fuerzan el movimiento natural de aire.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in