Lunes, noviembre 08th, 2010 | Author:

Es el primer elemento que recibe la corriente de la red de calle al ingresar en nuestra casa o departamento. No siempre está instalado porque antes no se usaba, pero actualmente es obligatorio y pese a que significa un gasto más, brinda una seguridad para los usuarios que es invalorable, ya que no sólo protege la instalación y demás bienes materiales sino que salvaguarda la vida. El mecanismo es algo complicado pero el funcionamiento es sencillo: si un cable o cualquier otro elemento bajo tensión roza con un caño, pared o piso húmedo se producirá una fuga a tierra y el diferencial abre el circuito inmediatamente. Lo mismo sucede si el cable toca cualquier parte del cuerpo humano o un animal. Antes de recibir una fuerte descarga, el mecanismo quedará desconectado a la más mínima fuga de corriente a tierra.

El aparato está regulado para que se dispare cuando la fuga sea superior a 30 mA (miliamperios) Esta es una corriente ínfima que sólo puede producirnos un cosquilleo. Normas internacionales han determinado que en estos valores no hay riesgo para la vida humana. Todos los interruptores diferenciales tienen un pequeño botón de prueba. Cuando se lo pulsa, se interrumpe la corriente. Esto nos indica que el disyuntor está en buen uso. Es conveniente y recomendable, cada mes, comprobar su correcto funcionamiento. Una vez comprobado se vuelve a dar corriente levantando el interruptor diferencial.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in