Viernes, noviembre 12th, 2010 | Author:

Pueden ser preferiblemente baldes de goma o plástico ya que son más fáciles de limpiar y los golpes y el óxido no los afectan como a los de chapa. La boca suele ser lo suficientemente ancha como para que facilite el trabajo de echar y sacar los materiales. La manija debe ser metálica, fuerte y los agujeros donde se sujetan deben ser reforzados.

Categoría: Albañileria, Baldes
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in