Sábado, diciembre 11th, 2010 | Author:

Es importante asegurarse que la cuchilla está en movimiento a tope de velocidad antes de hacer contacto con el trabajo, es decir, no conviene presionar la cuchilla contra el trabajo si no está desarrollando a pleno las revoluciones. Igualmente no la apague antes de que el corte esté completo para evitar tensión en el motor o en la cuchilla. Asegúrese también, que las sierras de trabajo esten firmea antes de cortar. Si algunos materiales no están firmemente sujetos habrá una tendencia de resonancia con el movimiento de las cuchillas, pueden incluso saltar hacia arriba y abajo violentamente. Las cuchillas tienen cierta flexibilidad y esto hace que felizmente no se quiebren.

Pero esta flexibilidad muchas veces juega en contra, en el caso de tener que cortar madera sólida, gruesa, las caladoras pueden ir cediendo en su rectitud y salirse de la línea de corte prevista y que nos pase inadvertido. Esto es particularmente notable cuando el corte va a lo largo del vetado. Por ejemplo, ajustar la orilla de una puerta, puede resultar en una orilla ondeada que esté lejos de 90°. La cuchilla estrecha también dificultará cortes en perfectas líneas derechas. Si empieza a errar líneas se puede corregir la dirección forzando la cuchilla perpendicularmente, con la intención de que el corte se iguale.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in