Domingo, febrero 27th, 2011 | Author:

Si pretendemos aprovecharlo con la polea original, necesitaremos un eje y una correa en V para el mantenimiento del motor. La propuesta es más directa: se trata de conseguir un adaptador de la medida del eje y con sólo ajustar dos tornillos ya queda listo para desempeñar muchas funciones, como si fuera una máquina combinada. Los adaptadores vienen en dos medidas estándar 3/4″ y 1/2″ y se consiguen en ferreterías e hipermercados que se dediquen a la venta de accesorios para taladros. Según sea la potencia del motor los accesorios que pueden agregarse serán más o menos robustos.

Dentro de la variedad de usos podemos elegir entre una piedra esmeril de distintas graduación (fina, mediana, gruesa), cepillos circulares de alambre de variada dureza, o los bronceados, aptos para metales blandos, cepillos de cerdas para lustrado de madera y suela, rueda pulidora de paño, un mandril para sujetar mechas y los accesorios de eje fijo que habitualmente usamos con el taladro. No aconsejamos atornillar hojas de corte como sierras para madera o metales ni discos abrasivos planos o de centro deprimido, por el peligro que ofrecen. Se puede hacer una cubierta para el motor y allí apoyar una tabla ranurada que deje salir un par de centímetros de la hoja pero el servicio que prestará será muy limitado.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in