Jueves, marzo 24th, 2011 | Author:

Para realizar pequeños trabajos sin tener que aguardar muchas horas a que el material fragüe, obteniendo mejores resultados que los conseguidos con el yeso, puede emplearse el denominado cemento rapido. El cemento rápido es el aglomerante ideal siempre que se quiera sellar cualquier cosa en obra y no se disponga del tiempo de espera que requiere el cemento normal, es decir cerca de 24 horas. Puede tratarse de una ménsula de pared en donde no es posible recurrir a tornapuntas o a otros sistemas mecánicos, o bien puede ocurrir que se tenga que bloquear un elemento elástico y flexible, por ejemplo un tubo de plástico, que en una determinada posición no se puede aguantar de ningún otro modo durante mucho tiempo. En cualquier caso, debe tratarse de pequeños trabajos, pues este aglomerante no tiene suficiente vida para ser usado en trabajos de envergadura y que duren mucho tiempo.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in