Viernes, abril 08th, 2011 | Author:

Aunque hay muchas clases de revestimientos y recubrimientos, los principales materiales con los que se hallará el bricolador son la misma pintura (en sus distintas versiones: sintéticas, de emulsión, al temple, etc.), o bien el empapelado. Igualmente, es posible tener que enfrentarse a un tapizado con aparente tela pero que, en realidad, es una variante de papel con revestimiento de determinado tipo de tela.

En el caso de que se tenga que utilizar la puerta o ventana después de haberla pintado, operar en primer lugar sobre aquellas superficies que han de entrar en contacto cuando se cierran, para dar el máximo tiempo para que sequen.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in