Viernes, julio 08th, 2011 | Author:

En tu pared ha aparecido una grieta. Ya no tienes más remedio que pintarla entera; eso sí, primero tendrás que eliminar la lisura. Cuando vas a rellenarla, te das cuenta de que es demasiado profunda; además, en el momento en que la masilla se seca, se vuelve a agrietar: señal de que la abertura está viva y se mueve. Para solucionar el problema tendrás que colocar un parche de fibra de vidrio. Se vende en tiras y tiene el aspecto de una redecilla blanca. La fibra sujeta los bordes de la grieta y absorbe sus movimientos. Pégala con masilla o adhesivo especial y recúbrela con el emplaste.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in