Domingo, octubre 02nd, 2011 | Author:

Una instalación eléctrica que esté conforme a la normativa vigente debe constar, además y después del contador, de un interruptor general (el interruptor de control de potencia) y también de un cuadro de distribución. En este último, se instalan, además del diferencial, unos pequeños interruptores automáticos, uno por cada circuito interior, que, a veces, deben sustituirse después de haber sufrido una anomalía en su funcionamiento. Antes de tocar nada, es imprescindible cortar la corriente eléctrica colocando el interruptor principal en posición stop o de parada. Se elige el calibre del interruptor de circuito en función de lo que hay que proteger, luz, 10 A; tomas clásicas, 16 A; etc.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in