Jueves, febrero 23rd, 2012 | Author:

La esponja natural es la mejor manera de aplicar el tinte con uniformidad. Sus fibras apretadas evitan las huellas, los desniveles y las desigualdades. Escúrrela bien para evitar que esté demasiado empapada; este producto dejará la superficie de un tono uniforme y le aportará profundidad y un bello color nogal oscuro. La siguiente (y última) capa se realiza aplicando cera para madera con borra de algodón; así evitarás que queden huellas. Frota con fuerza para calentar la superficie y que el producto se extienda con mayor facilidad. Deja secar la cera durante una hora, sácale brillo con un cepillo y aplica otra capa. Vuelve a pulirla transcurridas 24 horas.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in