Sábado, agosto 04th, 2012 | Author:

Tela de yute.
Una vez fijada, la tela de yute puede teñirse o pintarse con toda una gran gama de coloridos. Se fabrica normalmente a una anchura de 530 mm, pero también se encuentra en anchuras mayores con las que, si bien resulta más difícil manipularla, permite reducir las juntas vistas. Se aplica la cola al dorso de la tela con un rodillo de mohair. No es necesario esperar a que la tela se empape de cola, ya que el soporte de papel no es prácticamente poroso. La tela de yute se coloca del mismo modo que un papel corriente. Para equilibrar las juntas, se parte del centro de la pared y se cuelga la primera tira con ayuda de una plomada. Se aplica la tira y luego se aprieta a partir del centro y en diagonal sirviéndose de un rodillo de caucho o de una espátula de plástico para realizar esta operación.

Para lograr una junta perfecta de las tiras, se hará que sus orillos queden encabalgados unos 25mm aproximadamente y luego, antes de que la cola haya secado, se corta por la mitad del regruesado. A continuación se desencola y se elimina el excedente de las dos tiras. Se utilizará para ello la regla metálica y un cútter para el recortado. Se emplearán también estos utensilios y la protección de cinc para recortar obstáculos y realizar los ajustes en el techo y cerca de zócalos. Es importante que la hoja esté perfectamente afilada para no dar lugar a deshilacliados.

Categoría: Revestimientos
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in