Domingo, octubre 14th, 2012 | Author:

Entrar descalzo por la mañana en un cuarto de baño con el suelo frió produce en la vista y en el tacto una desagradable sensación. En cambio, un revestimiento de suelo suave al tacto y agradable a la vista hará el cuarto más confortable y engendrará una impresión de bienestar y de calor.
La idea de una moqueta en el cuarto de baño suele desecharse a priori bajo el pretexto de que se trata de un articulo caro y poco práctico debido a las salpicaduras. Sin embargo, hay fabricantes que ofrecen unas moquetas de fibras sintéticas acrílicas o de nailon. Esta moqueta está montada sobre un soporte, también sintético, impermeable que no se pudre.
Los revestimientos a base de vinilo en forma de placas o baldosas son relativamente suaves a la pisada y se fabrican en una gama muy extensa de motivos y colores. Estos suelos de vinilo se limpian fácilmente y no necesitan encerarse.
Las baldosas de corcho barnizado proporcionan un suelo cálido a los cuartos de baño fríos. Al igual que los otros tipos de baldosas pueden aplicarse en las paredes y en las hornacinas y en los frontales de bañeras y lavabos empotrados.
Si el pavimento es duro, embaldosado por ejemplo, una alfombra de algodón trenzado proporcionará algo más de suavidad. Este tipo de alfombras son lavables a máquina y existe un gran surtido de colores de las mismas.
La condensación es frecuentemente uno de los problemas más importantes de un cuarto de baño, especialmente cuando las paredes están recubiertas con un esmalte brillante o con azulejos. Este problema se puede solucionar instalando un extractor; éste expulsa el aire húmedo antes de que se produzca la condensación. Por otra parte, permite mantener la pieza aireada con la ventana cerrada. Sin embargo, este aparato extrae mucho aire caliente, por lo que no es aconsejable utilizarlo en un cuarto de baño frío.
También se puede reducir la condensación manteniendo una buena temperatura en la estancia. Si no se dispone de calefacción central se conseguirá el mismo resultado con una pantalla mural de infrarrojos o de calor negro. Estos calentadores murales deben estar accionados por un interruptor de empuñadura e instalados de modo que cumplan las ordenanzas vigentes para la baja tensión.
Antes de determinar la decoración de un cuarto de baño se tendrán en cuenta las limitaciones impuestas por la calefacción y la aireación. Un embaldosado de gres será muy decorativo, pero terriblemente frió, a menos que la calefacción esté distribuida a nivel del suelo. Las paredes revestidas con papel metalizado originarán asimismo problemas constantes de condensación si no se proporciona una aireación correcta.

Categoría: El Baño
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in