Miércoles, febrero 06th, 2013 | Author:

El papel puede ser de cualquier tipo, pero hay que evitar los demasiado suaves, finos o porosos. Los mejores son el papel blanco para dibujo, el papel para pintura al pastel, el de estraza o cualquier otro de envolver. Se debe cortar de un tamaño ligeramente inferior al del «baño» o recipiente. Preparación del apresto. La solución en la que flotan los colores, denominada apresto, se hace disolviendo una cucharadita de la cola de gelatina en polvo en medio litro de agua. Para hacer la mezcla, poner la cola en el recipiente y añadirle un poco de agua hirviendo. Mezclar bien, y cuando el apresto se haya disuelto completamente, el resto del agua se puede añadir según sale del grifo. Dejar que la solución se enfríe a temperatura ambiente.

El recipiente debe estar siempre lleno hasta sus tres cuartas partes.
Preparación de los colores. Elegir dos o tres pinturas al óleo, poner unos 13 mm de cada tubo en recipientes separados y diluirlos en aguarrás hasta que queden líquidos. Colocar una brocha o un palo de madera en cada recipiente y remover bien la pintura. Pruebas. Antes de hacer el trabajo definitivo, conviene probar los colores y el apresto para saber si están en su punto. Empleando la brocha o el palo de madera, hacer una mancha de cada color sobre la superficie del apresto. Lo ideal es que cada mancha flote en la superficie y se extienda hasta hacer un círculo de 2.5-5 cm de diámetro.

Si el color no se extiende lo suficiente quiere decir que está muy espeso y que tiene que diluirse más. Por el contrario, si se extiende demasiado hay que añadir más pintura a la ya disuelta en aguarrás. Si la pintura se hunde hacia el fondo del recipiente, el apresto es demasiado espeso y tiene que aligerarse añadiéndole más agua. A veces las manchas de pintura se extienden y luego se contraen. Esto indica que el apresto no está a la temperatura correcta: que todavía está caliente y se debe dejar enfriar un poco más o que está demasiado frío y debe calentarse a la temperatura ambiente normal. Con un poco de experiencia se llega a saber cuáles son la temperatura y consistencia correctas. En el momento en que colores y apresto funcionen satisfactoriamente se puede empezar a trabajar.

Categoría: Pinturas Barnices
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in