Sábado, marzo 30th, 2013 | Author:

En algunas casas huele a humedad, pero no sabemos exactamente de donde procede el olor porque no percibimos mancha alguna, sobre todo si las paredes están empapeladas. Aunque en el mercado existen aparatos específicos que detectan la humedad en las paredes, podemos ahorrar dinero probando un truco casero: pegaremos trozos de papel aluminio sobre las zonas que creemos pueden estar afectadas, sellando bien los bordes. Los mantendremos así durante todo un día y después los levantaremos con cuidado por una esquina. Si el papel tiene gotitas, hay humedad.

Categoría: Grandes Ideas
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in