Sábado, junio 22nd, 2013 | Author:

Los colores puros valdrán como detalle para centrar un interés dentro de otro colorido de carácter más neutro. Una decoración en principio agradable, conseguida únicamente con colores puros, es muy posible que acabase siendo insoportable a la larga.
Felizmente, la mayoría de cosas que existen en la naturaleza resultan ser semitonos, tonos neutros, tonalidades más o menos grises de los colores puros. Y precisamente gracias a ellos se valoran los colores puros cuando aparecen en contraste con los otros.
La naturaleza es un buen ejemplo a seguir para obtener una lograda decoración en color de cualquier lugar que se quiera convertir en un ambiente. Por otra parte los colores naturales resultan siempre relajantes, además de que darán ocasión para poner en evidencia cualquier detalle que interese resaltar en un color vivo.

Categoría: Grandes Ideas
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in