Domingo, junio 16th, 2013 | Author:

1- Con una navaja o cúter se cortan los elementos gracias a los diafragmas que unen entre si cada conector de una regleta.
2- Los extremos de los conductores se desnudan de su aislamiento. Bastará eliminar de 6 a 8 mm. Se evitará dañar un hilo rígido o cortar algún hilito del cableado flexible.
3- Para lograr un terminal resistente conviene estañar los hilitos de un cableado. Es fácil con un soldador instantáneo y un hilo de estaño.
4- Insertar los extremos desnudados de los conductores en el interior de cada extremo del conector y apretar los tornillos.
5- Los conectores del tipo regleta se pueden fijar sobre madera y en paneles de plástico, atravesando los agujeros de que están provistos.
6- Si conviene, se pueden empalmar dos elementos de regleta mediante un trozo de hilo rígido o cableado del grosor adecuado.
7- Para empalmar conductores en un conector de caperuza, se pelan sus extremos y se introducen en el accesorio retorciéndolos.
8- En los conectores con bornes, los terminales de los cables se alojan en el agujero, se aprieta el tornillo que los retiene y se introduce el borne en el dedal.
9- Existen conectores de caperuza que llevan el borne incluido en el material plástico. El tornillo, protegido dentro de dicho material, puede atornillarse desde fuera.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in