Lunes, julio 01st, 2013 | Author:

Se procurará asentar los tableros sobre unos puntos estables en donde se fijen con la máxima seguridad, pero de tal modo que dejen un espacio libre por debajo de manera que permita el paso de la hoja de la sierra a lo largo del trazo marcado para aserrar. Los mejores auxiliares para ello son las asnillas, preferiblemente más de dos para poder repartir la gran superficie de los tableros colocándolos en sitios y sentidos diferentes según convenga, con el objeto no sólo de mantener estable el tablero, sino también de retener los trozos aserrados sin que resulten dañados por colgar y desgajarse al llegar al final del recorrido del corte.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in