Jueves, septiembre 19th, 2013 | Author:

Para poder acomodar un espacio para ducha es necesario disponer de uno que tenga, por lo menos, una planta cuadrada, no regular, de 750mm de lado y de un pequeño lugar adicional para entrar y salir de la cabina en que se disponga de manera aislada la ducha. Realmente no es muy cómodo utilizar el espacio cerrado de una ducha para secarse, y lo mejor es disponer de este espacio fuera de ella. La cabina para baño puede ser adquirida, ya totalmente lista para su instalación o bien se puede fabricar por uno mismo.
■ Antes de instalar la cabina hay que empezar partiendo del plato de la ducha. Normalmente los platos para ducha suelen ser de cerámica o también de resina acrílica, si bien es posible hallar asimismo algunos en acero esmaltado. Todos los tipos suelen encontrarse en los mismos colores estándar que se acostumbran utilizar para los demás sanitarios, de modo que si el baño que se tiene es de colores vivos modernos, no habrá inconveniente en buscar la ducha que le corresponda.
■ El plato tiene, obviamente, un agujero para el desagüe que puede hallarse en un ángulo, en el medio o también en un lado. Es absolutamente indispensable adoptar una decisión al respecto en función del lugar que resultará más práctico en cada uno de los casos, teniendo en cuenta la proximidad de una tubería de evacuación de aguas usadas.
■ La tubería de evacuación debe tener, como mínimo, una pendiente uniforme en todo su recorrido y es muy importante que se coloque del modo adecuado para que el agua fluya sin problemas. En general la pendiente debe estar comprendida entre los 20 y los 150 mm de desnivel por metro longitudinal de tubería.
■ Un recorrido con una caída muy fuerte puede provocar un efecto de sifonamien-to que dará lugar a la evacuación del agua existente en el sifón, eliminando así la protección de la casa contra los malos olores que puedan proceder del albañal. Una buena pendiente es la de 80 mm por metro si el tramo de tubería de evacuación es inferior a dos metros. Para tuberías más largas se aconseja una pendiente de unos 40 mm por metro.
■ El agujero de salida, normalmente, no suele taparse, ya que no se plantea el problema de tener lleno el plato. Como sea que el tapón no está previsto tampoco se tiene que tener un rebosadero. Sin embargo, tal como ocurre con los otros sanitarios, la evacuación de la ducha tiene que contar con la intercalación de un sifón.

Categoría: El Baño
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in