Miércoles, abril 23rd, 2014 | Author:

Los paneles de yeso constituyen una buena solución cuando se quiere obtener un buen acabado de las paredes. En la mayoría de los casos, la preparación de un armazón de madera no presenta dificultad. Pero en algunas ocasiones no es necesaria esta operación.
Paneles aislantes.
Algunos paneles de yeso están provistos de una capa de poliestireno, lo que permite doblar con ellos una pared “fría” o bien conseguir un buen aislamiento térmico o acústico. Para obtenerlo basta variar ligeramente las técnicas de fijación de los paneles de yeso corrientes. Cuando un panel se ha elegido precisamente con el fin de lograr un buen aislamiento y se opera sobre una pared bien acabada, no es necesario proceder a largas operaciones destinadas a preparar su soporte. Se puede emplear una cola especial aplicándola directamente sobre la pared, presentando y apretando luego fuertemente el panel contra ella, antes de proceder a la siguiente fijación.
Desde luego, este procedimiento sólo es apto para revestir una superficie que esté completamente lisa o escayolada y que además se halle perfectamente horizontal y seca.

Se empieza por sacar todos los zócalos existentes, procurando marcar sobre el suelo los puntos de anclaje, si los hay. También se tendrán que sacar todos los ganchos y fijaciones murales, teniendo en cuenta que, si se quieren volver a utilizar, se necesitarán accesorios más largos para superar el grosor del revestimiento. Se establece exactamente la posición de los mismos en un plano. Se tendrán que desmontar igualmente las cajas de empalme, los interruptores, los enchufes, etc., para volver a montarlos luego en su mismo sitio o aprovechar la ocasión para trasladarlos. Para evitar que se produzcan errores y que éstos se multipliquen, se procede, según se van aplicando los paneles, a marcar y recortar las aberturas para cada una de las cajas o elementos que se quieran conservar en la pared. También se tendrá que proceder a recortar el panel para dar salida a los cuerpos estables (un fregadero, depósitos, etc.). Siempre que sea fácil desmontarlos, será más cómodo el trabajo de colocación del panel, aunque se tenga que dar paso a los elementos de fijación existentes. Convendrá aprovechar esta ocasión para cambiar los tapajuntas de marcos, si están ya deteriorados. Por otra parte, quizá puedan reajustarse estos últimos añadiéndoles un listón de manera que forme galce, si están en buen estado, logrando asi recibir el nuevo grosor de la pared. Si buscas yeso o cualquier otro material y necesitas transporte puedes ver autos usados en OLX e visto ofertas sorprendentes aquí.
Una vez resuelto el problema de los cuerpos salientes, se elimina todo resto de la decoración anterior en la pared. Arrancar la pintura no sirve en realidad de nada, pero convendrá rascar la superficie con un papel de granulación basta o con un cepillo de cerdas metálicas, para lograr así un mejor agarre de la cola. Se pasa luego un trapo húmedo por toda la superficie y se elimina el polvo y la suciedad, que contrarrestarían el poder adhesivo de la cola.

Categoría: Revestimientos
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in