Archivo para la Categoría » Cemento y Cal «

Martes, marzo 29th, 2011 | Author:

Aplicaciones del cemento: el cemento se aplica sobre la zona en que se interviene con el dorso de la paletina, que facilita la inserción en las oquedades. Mientras se produce el endurecimiento, aplanar el cemento alisando la superficie del elemento que se empotra, utilizando para ello una paletina o una espátula. Inmediatamente, lavar la paletina para impedir que el cemento rápido fragüe y obligue a posteriores intervenciones. El cemento, una vez que se ha endurecido en las paredes del tazón, es muy fácil de eliminar simplemente apretándolo con las manos. Tirar los restos de cemento y lavar el interior del recipiente. De esta manera estará dispuesto para una próxima intervención.

Lunes, marzo 28th, 2011 | Author:

La primera operación es bañar intensamente con el pincel la parte que se tiene que rellenar, para crear las mejores condiciones de agarre y fraguado. Una vez colocado en posición el objeto que se tiene que recibir en obra, aplicar cemento en la parte interior del espacio comprendido entre él y la pared, actuando con el dorso de la paletina de manera que se vaya introduciendo la mezcla en profundidad. Proceder de este modo

hasta haber rellenado toda la zona con cierta abundancia, comprimiendo y alisando el cemento alrededor del sitio en que se ha establecido el elemento. Con la mano se mantiene firme el elemento durante algunos minutos, regulando el tiempo en función del peso del citado elemento. Rascar con la espátula la superficie en donde se ha intervenido hasta dejarla perfectamente lisa y uniforme. Pulimentar y lavar cuidadosamente todos los instrumentos empleados, secándolos para evitar la acción de la herrumbre.

Domingo, marzo 27th, 2011 | Author:

Preparacion de cemento: el recipiente ideal para mezclar con agua el cemento rápido es un tazón de plástico blando y flexible, cortado por la mitad. Verter un poco más de medio vaso de agua: el procedimiento es el acostumbrado para impedir que se formen grumos en la mezcla. El cemento rápido se asperge sobre el agua con las manos, procurando no verter demasiado de una sola vez. Con la punta de la paletina se mezclan rápidamente los dos componentes hasta lograr una pasta blanda pero consistente.

Sábado, marzo 26th, 2011 | Author:

Hay que tener al alcance de la mano: el contenedor para la mezcla de cemento, el agua necesaria, un pincel, una paletina, una espátula y el elemento que hay que recibir en obra. El recipiente en el que se efectúa la mezcla con agua (con este tipo de aglomerante no se lleva a cabo el clásico mortero con arena) debe ser blando y flexible, de modo que pueda romperse fácilmente la capa de cemento endurecido que quede en las paredes y en el fondo, simplemente aplastándolo con las manos.

Verter un poco de agua en el contenedor (aproximadamente medio vaso) y luego, con la mano, asperger el cemento encima mientras se bale con la paletina para que no se formen grumos, hasta obtener una amalgama pastosa. Si se teme que la mezcla pueda endurecerse demasiado rápidamente por exceso de cemento, añadir un poco de agua. Preparar solamente la cantidad que se estime necesaria: la mezcla, una vez endurecida, ya no vuelve a fraguar. Si es preciso, sería preferible prepararla nuevamente.

Viernes, marzo 25th, 2011 | Author:

El cemento de rápido fraguado difiere del normal por su excepcional rapidez en el endurecimiento: tarda apenas unos 60 segundos y alcanza el máximo de dureza en sólo media hora, aunque esto depende de las condiciones térmicas ambientales y del soporte de obra al que se aplique. Este tipo particular de aglomerante suele ser de color marrón amarillento, con tonalidades más claras o más oscuras según el lugar de fabricación. Es bueno tener siempre un poco en casa para las pequeñas reparaciones de emergencia: bastará con 1 kg. Debe conservarse en un lugar absolutamente seco para que en el momento de usarlo no nos encontremos con que se ha endurecido.

Jueves, marzo 24th, 2011 | Author:

Para realizar pequeños trabajos sin tener que aguardar muchas horas a que el material fragüe, obteniendo mejores resultados que los conseguidos con el yeso, puede emplearse el denominado cemento rapido. El cemento rápido es el aglomerante ideal siempre que se quiera sellar cualquier cosa en obra y no se disponga del tiempo de espera que requiere el cemento normal, es decir cerca de 24 horas. Puede tratarse de una ménsula de pared en donde no es posible recurrir a tornapuntas o a otros sistemas mecánicos, o bien puede ocurrir que se tenga que bloquear un elemento elástico y flexible, por ejemplo un tubo de plástico, que en una determinada posición no se puede aguantar de ningún otro modo durante mucho tiempo. En cualquier caso, debe tratarse de pequeños trabajos, pues este aglomerante no tiene suficiente vida para ser usado en trabajos de envergadura y que duren mucho tiempo.

Lunes, agosto 23rd, 2010 | Author:

El fratas es el instrumento fundamental para alisar y aplanar el revoque de mortero de cal y arena. En las tiendas hay diversos tipos, pero también es posible realizárselo uno mismo según sus exigencias. La tablilla de madera que sirve de base del fratás debe tener los bordes ligeramente curvos, pues de no ser asi se hincaría en el mortero en lugar de pasar por encima. Si el fratás que se utiliza no trabaja como es debido, aumentar el redondeado de los cantos con una escofina y papel de lija. Entre los distintos tipos de fratás que uno mismo se puede realizar hay tres que resultarán muy útiles. Son los siguientes: el fratás estrecho y largo que sirve como tablilla para pequeñas áreas, el fratás pequeño para zonas angostas, y el fratás con suela curvada que sirve para realizar superficies redondeadas y resulta especialmente útil en canales, escocias de techo y marchapiés.

Domingo, agosto 22nd, 2010 | Author:

Por último hay que proceder al acabado del revestimiento, que se realiza con el fratás. Tener al alcance de la mano un cubo con agua en donde se sumergirá reiteradamente el fratás. Éste debe tener la suela de madera o de material sintético y los bordes arromados. Empezando desde arriba, con el fratás bien mojado, efectuar numerosas pasadas circulares sin apretar, pero insistiendo si se advierte que la superficie no está totalmente plana. A medida que se prosigue en el revocado éste se va regularizando a la perfección. El fratasado es un trabajo de paciencia que requiere un buen tiempo de dedicación, pero indispensable si se desea obtener un resultado satisfactorio.

Cuando el primer estrato, que debe tener un espesor de 8-10 mm, se ha aplicado, se podrá pasar al acabado extendiendo un segundo estrato (de un espesor de 5-8 mm) que se alisa con el fratás del modo ya explicado. Dejar que se seque en un ambiente ventilado, aspergiendo con el pincel un poco de agua en las zonas que tienden a secarse demasiado rápido, para evitar que se produzcan grietas.

Sábado, agosto 21st, 2010 | Author:

De esta manera el mortero de yeso salta de la paleta y se extiende ligeramente sobre la pared, adheriéndose. Empezar desde el suelo y continuar subiendo hacia el techo, aplicando una capa tan espesa, al menos, como las maestras. Cuando se ha completado una zona se pasa al alisado, que se efectúa con ayuda de un largo listón colocado horizontalmente. Éste debe apoyarse sobre dos maestras contiguas que sirven de referencia. Luego se desplaza el listón de derecha a izquierda, avanzando hacia arriba.

De este modo el listón arranca el excedente de mortero y lo lleva hacia arriba, para rellenar así los eventuales sitios vacíos o sin sufiqiente material. El trabajo tiene que proseguirse sistemáticamente hasta que toda la zona tenga el mismo espesor y las diversas maestras se hallen completamente incorporadas al revoque.

Viernes, agosto 20th, 2010 | Author:

Cuando las maestras han quedado listas y endurecidas es posible pasar al revocado general. La técnica que hay que seguir es muy parecida a la que se emplea para un revoque plastico, si bien el mortero se aplica de otra manera. De hecho, la pasta se lanza con la paleta sobre la pared, que de este modo la agarra, sin extenderla como se hace con el yeso. Por lo tanto, los instrumentos que se utilizan para este trabajo son la paleta grande de punta redonda y el fratás de madera. Usar la paleta no es nada fácil: lo recomendable es realizar muchas prácticas antes de ejecutar el trabajo.

La operación se prosigue aplicando el mortero hasta rellenar la zona comprendida entre dos maestras. La aplicación se lleva a cabo tomando con la paleta un poco de mortero (aproximadamente la mitad de la paleta) y lanzándolo contra la pared para que quede adherido a ella. El movimiento adecuado que hay que imprimir a la paleta no es fácil de realizar si previamente no se ha practicado mucho. La paleta se usa como si se tratase de una raqueta de tenis durante un revés (naturalmente con mucha menos rapidez) hasta detenerla bruscamente a unos 30-40 cm de la pared.