Archivo para la Categoría » Circuitos Electricos «

Jueves, marzo 31st, 2011 | Author:

La corriente electrica producida en las centrales se transmite, incluso a grandes distancias, mediante conductores eléctricos de alta tensión. Para poderla transportar sin excesivas pérdidas, la tensión es elevada a valores altísimos (hasta 380.000 voltios), cosa que requiere estaciones de transformación que la reduzcan mucho (hasta algunos millares de voltios), antes de distribuirla en las redes primarias y secundarias que, a su vez, la llevan a los usuarios. Para destinarla al uso privado es necesario, no obstante, que la tensión se reduzca aún más, mediante transformadores trifásicos con neutro, de unos valores estándar de 220-380 voltios. La tensión de 380 voltios sirve para fines industriales, pues las instalaciones de tipo doméstico se alimentan, generalmente, con tensión monofásica de 220 voltios.

Excepcionalmente puede haber también instalaciones monofásicas de 125 voltios. Tanto las segundas como las terceras llegan a las viviendas con sólo dos conductores. La tensión se halla presente sólo en uno de los dos conductores, que se conoce actualmente con el nombre de fase (antiguamente se le daba el nombre de polo o polaridad que aún se utiliza). El otro conductor es el neutro (o de retorno), que se halla a potencial cero, y por él circula corriente sólo cuando los dos conductores se hallan empalmados para su utilización. La función del neutro es la de permitir el paso de la corriente a través de todo aquello que utiliza la corriente de fase hasta llegar al neutro del transformador de las subestaciones de distribución.

Domingo, febrero 06th, 2011 | Author:

Los conductores: los cables a emplear tienen que ajustarse a las reglamentaciones vigentes. Muchas instalaciones, hasta hace poco tiempo, fueron hechas con cables de 1,5 mm de diámetro. Hoy, la línea tendrá 2,5 como mínimo. Y otra característica importante es que el recubrimiento debe ser antillama para prevenir eventuales incendios.

Viernes, septiembre 03rd, 2010 | Author:

A diferencia de los tubos de conducción, las canalizaciones o molduras huecas solamente se cierran cuando se ha terminado el trabajo, por cuyo motivo es posible colocar los conductores electricos desde fuera, sin tener que recurrir a la sonda flexible. Colocar los conductores necesarios para el servicio previsto, separándolos mediante las subdivisiones internas que suelen llevar las canalizaciones por regla general. Asegurarse de la correcta distribución en los huecos. Utilizar siempre conductores normalizados: marrón para la fase, azul para el neutro y verde amarillo para la toma de tierra. De esta manera se evitarán posibles errores al realizar los empalmados. Finalmente, cerrar las canalizaciones. Existen diversos tipos de cierres: el más corriente es la tapa con resorte que se fija simplemente apretando sobre ella y que se ajusta gracias a los oportunos resaltos existentes.

En los ángulos internos la tapa se corta y se ajusta de manera que no quede ninguna fisura en la unión. En los ángulos externos se podrá colocar directamente en posición: bastará con realizar un corte de 45° en el perfil que retiene la tapa de tal manera que ésta se pueda doblar cómodamente. Cuando se haya conseguido doblar la tapa según convenga, se aproxima a la canalización y se fija en la posición debida. Ordenar, luego, los accesorios que se han previsto para la instalación y conectarlos a los conductores. La última operación será establecer la conexión de los propios conductores a la red, en la caja de empalmes que se halle más cerca.

Jueves, septiembre 02nd, 2010 | Author:

También las canalizaciones (o molduras huecas) se venden por tramos estándar (en general de 2,5 o 3 metros). Estos elementos se tienen que cortar y ajustar entre sí. Para facilitarlo hay uniones concebidas especialmente, así como también las oportunas cajas de empalmes que se adaptan a ellas. El corte se realiza con una segueta para metales, después de haber eliminado el tapón de cerramiento (para ello basta con ejercer un apalancado con la punta de un destornillador, o quitar, si los hay, los tirafondos de apretado). Es conveniente operar sobre un bloque de madera de modo que se consiga un corte limpio y sin rebabas.

Si el tramo recto acaba en un dispositivo de unión o bien en ángulo, hay que prestar atención a no cortarlo demasiado largo, calculando la cantidad que debe sobrar en la unión. Calcular un margen de unos pocos milímetros, que siempre se podrán ajustar con un cúter después de haber hecho la prueba previa para el encajado. La fijación sobre la pared se consigue con taquitos de expansión situados a intervalos regulares de 30-40 cm de separación. En correspondencia con los tacos, realizar tantos agujeros como sean precisos en la canalización para dejar pasar los tirafondos. Fijar la canalización a la pared, después de haber incorporado el eventual sistema de unión o la caja de empalmes en el extremo hacia el cual prosigue la canalización.

Miércoles, septiembre 01st, 2010 | Author:

Los tubos aislantes negros o grises tienen relativamente un buen precio. Se adquieren en tamaños estándar (normalmente tramos de 2,50 o 3 metros) y pueden hallarse en diversos diámetros. Por su aspecto antiestético solamente se utilizan en dependencias auxiliares, sótanos, desvanes, etc. La misma clase de tubo aislante se utiliza para instalaciones empotradas. Para efectuar las uniones y las derivaciones necesarias para la realización de una instalación existen diferentes tipos de adminículos como los racores, las juntas de goma, etc., los cuales se unen en los extremos de los tubos por simple inserción.

El cortado de los tubos se realiza con una segueta para metales. La fijación sobre la pared se consigue mediante bridas con tirafondos, convenientemente consolidados en tacos de plástico. Cuando se han fijado los tubos según el circuito que se haya previsto, se procede a la inserción en ellos de los conductores eléctricos normalizados (fase, neutro y tierra), tirando de ellos con ayuda de una sonda flexible. Solamente después de haber hecho pasar todos los conductores se llevará a cabo el acoplamiento con los accesorios (bases, interruptores, lámparas, etc.) y, finalmente, se realizará la conexión con el circuito central.

Martes, agosto 31st, 2010 | Author:

Cuando el desarrollo del nuevo circuito de electricidad se ha planificado a conciencia, tomar nota de las medidas y establecer cuáles y qué cantidad de elementos accesorios tendrán que utilizarse. Después de haber adquirido el material necesario, se podrá pasar a la fijación de las canalizaciones sobre la pared. El criterio que hay que seguir puede variar en función de la elección que se haya hecho, es decir si se ha decidido usar simples tubos aislantes o canalizaciones especiales.

Miércoles, agosto 25th, 2010 | Author:

Una instalación electrica superpuesta, es decir, no empotrada, si no se lleva acabo atendiendo a un mínimo de seguridades puede dar lugar a ciertos riesgos: el revestimiento aislante de los conductores, con el tiempo y por efecto del recalentamiento provocado por el paso de la corriente, acaba endureciéndose y puede resquebrajarse. Asimismo, un golpe accidental puede ocasionar daños importantes a los mismos conductores, con las inevitables consecuencias negativas (corto circuito, calambrazo si se entra en contacto con ellos, riesgo de incendio, etc.). Por ello es absolutamente indispensable proteger de la manera más eficaz los conductores de toda instalación.

Martes, agosto 24th, 2010 | Author:

El sistema más rápido para establecer un circuito electrico complementario consiste en recurrir a conducciones superpuestas, no empotradas. He aquí cómo hay que proceder para conseguir un montaje fácil. En las viviendas que no son de construcción reciente, el montaje de un nuevo circuito eléctrico puede constituir un serio problema, aunque sólo se trate de instalar un nuevo punto de luz. Estas dificultades se deben a la situación particular que pueden tener las paredes, en las que no es posible operar para lograr un circuito empotrado como sería lo más correcto.