Archivo para la Categoría » Cuidado del Agua «

Domingo, mayo 15th, 2011 | Author:

En esta época de fuerte sequía, las alternativas para aprovechar el agua de lluvia se convierten en una opción muy interesante. La empresa dispone de sistemas con cisterna, bomba y filtros que aprovechan este agua para regado de jardines, electrodomesticos e, incluso, para la ducha. El filtro para águas pluviales 3P Rainus para tubo bajante evita la entrada de sólidos en los depósitos y cisternas, que provocan la putrefacción del agua y malos olores. El agua filtrada continua hacia abajo y la suciedad es vertida hacia fuera. Se trata de un filtro autolimpiante y, además, es muy sencillo de montar.

Sábado, septiembre 11th, 2010 | Author:

En las casas antiguas son bastante frecuentes las instalaciones a base de una doble canalizacion. El principio en que se fundaban era que las aguas del W.C. se evacuaban directamente a lo largo de una tubería subterránea. Todas las otras aguas usadas descendían a lo largo de una tubería hasta llegar a una caja cerrada provista de sifón, a nivel del suelo, y de allí se dirigían a la cloaca general. En algunos casos estas aguas tenían que pasar a través de una tubería a nivel del suelo antes de poder ser evacuadas, finalmente, a la alcantarilla.

Todas las tuberías relativas a este sistema tenían que estar fijadas en el exterior del edificio. Cuando empezaron a difundirse las bañeras en las plantas superiores, además de instalarse aseos próximos a cada dormitorio, el agua que se evacuaba se desviaba hasta alcanzar los bajantes, lo cual ocasionó más de un problema. Para evitar el efecto de sifonación, es decir el reflujo de las aguas evacuadas, se tuvo que empalmar la parte superior de cada sifón con un respiradero que llegaba a través de una canalización hasta el conducto de dicho medio de respiración a nivel del suelo.

Viernes, septiembre 10th, 2010 | Author:

Este sistema de evacuacion se basa en la separación de las aguas negras y las aguas usadas. Las primeras son las que proceden de sanitarios domésticos (W. C., bidé, lavabo, pilas, baño, ducha, etc.), en tanto que las segundas proceden de las aguas pluviales u otro sistema de recogida de aguas en los canalones exteriores. Por lo tanto existen dos conducciones separadas que solamente se reúnen a nivel de un pozo de registro antes de ser, finalmente, conducidas a la cloaca principal. En muchas viviendas este sistema de evacuación (en principio correcto según las normas) puede actuar de muy distintas maneras.

En el sistema de columna única todos los desagües que afluyen a una única conducción deben tener un sitio de aireación a nivel del techo. Todos los sifones colocados a lo largo de los desagües tienen una forma de S muy acentuada. Y todas las derivaciones se hallan empalmadas, a su vez, a una tubería de aireación que emerge más arriba del nivel del techo. La descarga sobre el nivel del suelo puede no hallarse conectada a la columna única. El agua que se evacúa de los fregaderos, por ejemplo, puede ser conducida a un pozo cubierto, y la que se evacúa de los lavabos, puede ira parar directamente a una conducción subterránea.

Jueves, septiembre 09th, 2010 | Author:

Las instalaciones de fontanerias de columna única se construyen y modifican de acuerdo con las disposiciones de las autoridades locales. He aquí algunas de las normas establecidas: es necesario colocar en cada sanitario un sifón que impida el reflujo de emanaciones desagradables lavabo y bidé deben tener un desagüe de 1 pulgada y cuarto (32 mm) si la derivación no supera los 170 cm; deberá ser de una pulgada y media (38 mm) hasta un máximo de 230 cm de longitud de la tubería las bañeras, platos de ducha, lavabos, bidés y fregaderos deben contar con un sifón y una tubería de desagüe de 1 pulgada y media las lavadoras con salida directa propia suelen utilizar una tubería (situada a 600 mm de altura) con un sifón de una pulgada y cuarto y precisan de una aireación en donde el tubo de desagüe entra en el de evacuación.

Las conducciones de desagüe de los W.C. suelen tener un diámetro de 10cm que debe corresponder con el del bajante. Las tuberías pueden llegar a tener unos 6 m de longitud. Las derivaciones deben tener una inclinación mínima de 18-45mm por metro de longitud. El W.C. de la planta baja podrá estar empalmado directamente a la canalización de evacuación general cuando la parte superior del sifón se halle a menos de 150cm del punto de entrada en la canalización de salida.

Lunes, septiembre 06th, 2010 | Author:

Existen unas tuberias de desague que se montan para evitar que el agua rebose ocasionando perjuicios en su casa o en la de los vecinos. Las más corrientes se hallan empalmadas a las cisternas de acumulación, a los pozos o albercas, a los depósitos de descarga de los W.C., o bien forman parte de algunas instalaciones de bañeras o lavabos. Se suelen denominar rebosaderos. En los lavabos bidés y platos de ducha o bañeras, el reí jsadero va a parar a los canalones de evacuación situados entre el sifón y el aparato sanitario, o también al mismo sifón por encima del nivel de agua que éste contiene, y tiene que estar en condiciones de evacuar el volumen de agua que mana de un grifo termostatico abierto al máximo.

Normalmente, en los lavabos, bidés y platos de ducha el agujero de evacuación se halla previsto en la realización del mismo aparato.Por el contrario, en los W.C. dicho agujero se suele proporcionar como parte de la instalación y se empalma a una abertura de la tubería de evacuación. Los desagües de depósitos, cisternas y pilas de lavabo están constituidos por un tramo de tubería con un diámetro inte: rior de 22 mm, por lo menos, de modo que sea capaz de evacuar toda el agua procedente del tubo de alimentación. Por regla general, estos desagües están situados en el fondo o a un lado y afloran para impedir que el agua acumulada en el aparato llegue a desbordarse y dé lugar a una inundación.

Domingo, septiembre 05th, 2010 | Author:

Cuando el agua de un aparato sanitario sale del mismo, pasa primero a través de un sifón que contiene permanentemente una cantidad de agua que desempeña una función selladora y que se renueva cada vez que se evacúa el agua contenida en el aparato. El sellado mediante agua impide que afluyan al interior de la casa los efluvios y malos olores. En las tazas de W.C. el sifón ya forma parte integrante del aparato, en tanto que en otros aparatos se halla empalmado a la tubería de evacuación mediante un manguito que lo retiene.

Del sifón, el agua usada entra en una derivación que la conduce a los bajantes principales, desde donde es llevada por debajo del nivel del suelo al primer tramo subterráneo de la red de evacuación de la instalacion sanitaria, en donde suele pasar por un pozo de registro (recubierto con una tapa) hasta que acaba yendo a parar a la cloaca pública. Igualmente, pero no de manera regular, en esta instalación de evacuación se hace confluir el agua de lluvia, que podía ser descargada a nivel del suelo, bien en la calle, o bien en un pozo de drenaje especial.

Sábado, septiembre 04th, 2010 | Author:

Cada uno de nosotros consume alrededor de 160 litros de agua diarios. Cuando se trata de eliminarla, después de haberla utilizado, nos parece una operación simple y que se lleva a cabo de manera automática. Pero, qué es lo que sucede en realidad. El suministro de agua fría y caliente a los grifos de la vivienda solamente corresponde a una mitad de la instalación hidráulica. Efectivamente, se emplea otra instalación especial para eliminar el agua usada que ya no tiene utilidad.

Pero esta instalación ha de tener en cuenta, además, los problemas del agua de lluvia recogida en el tejado o las azoteas y la que circula por los canalones de desagüe. Por lo tanto, tiene que ser algo eficaz y duradero y, por obvias razones higiénicas, también debe funcionar de modo automático. Los desechos no pueden quedar atorando las canalizaciones y, en el caso de que esto suceda, es preciso que se puedan eliminar y con facilidad.