Archivo para la Categoría » Interruptores automaticos «

Lunes, noviembre 28th, 2011 | Author:

Si no falla el interruptor automático, desmonta y revisa los enchufes que están antes y después de la toma sospechosa, ya que con una mala conexión las otras tomas no funcionarán.

Jueves, octubre 06th, 2011 | Author:

Hay que tirar hacia arriba, como se ve en la foto, para sacar los peines o regletas, que, por medio de unos dientes que tiene debajo, hacen que los interruptores queden ajustados y fijados unos contra otros en el rail.

Miércoles, octubre 05th, 2011 | Author:

El cable grande y rojo es la fase. El azul es el neutro. Los dos provienen del interruptor principal y alimentan respectivamente a sus peines o regletas. Hay que aflojar todos los tornillos de los bornes de entrada.

Lunes, octubre 03rd, 2011 | Author:

Cuando los aparatos superan los 3 kW, debe instalarse un circuito para cada uno. Lo mismo ocurre con los electrodomésticos que utilizan agua. La instalación está pensada para garantizar la protección de las personas y de los circuitos. La primera clase corre a cargo del interruptor principal, de una sensibilidad de 500 mA, y de los diferenciales de alta sensibilidad (30 mA), instalados como garantía del anterior. La protección queda garantizada por unos fusibles de cartucho o, mejor aún, por los PÍA (pequeños interruptores automáticos, electromagnéticos), que reaccionan en caso de sobrecarga o de un cortocircuito.

Éstos ofrecen algunas ventajas sobre los fusibles: rapidez en el corte de la corriente o apagón; indentificación y localización rápida del lugar de la avería y fácil solución del problema. Sin embargo, un PÍA es más frágil que un fusible de cartucho. Cuando la palanca se bloquea o está dura, el menor cortocircuito destruye este dispositivo. Al realizar la modificación o la extensión, quizá también compense cambiar el calibre en amperios de los PIA. Los valores normalizados son: 10,16, 20,25 y 32 A, y cada PÍA debe elegirse en función de esos valores.

Domingo, octubre 02nd, 2011 | Author:

Una instalación eléctrica que esté conforme a la normativa vigente debe constar, además y después del contador, de un interruptor general (el interruptor de control de potencia) y también de un cuadro de distribución. En este último, se instalan, además del diferencial, unos pequeños interruptores automáticos, uno por cada circuito interior, que, a veces, deben sustituirse después de haber sufrido una anomalía en su funcionamiento. Antes de tocar nada, es imprescindible cortar la corriente eléctrica colocando el interruptor principal en posición stop o de parada. Se elige el calibre del interruptor de circuito en función de lo que hay que proteger, luz, 10 A; tomas clásicas, 16 A; etc.

Martes, noviembre 09th, 2010 | Author:

Aunque se tenga instalado un disyuntor no se debe prescindir de la puesta a tierra de los electrodomésticos ya que de esta manera se tiene una doble protección y más ventajas. Si el lavarropas o la heladera están con alguna falla (escape de corriente por el chasis) y están conectadas a tierra el disyuntor diferencial se volará de inmediato. Si carecen de la conexión mencionada y no tiene fuga a tierra, quedarán cargadas como esperando que las toquemos para descargar a través de nuestro cuerpo. En ese momento saltará el interruptor y no habrá pasado nada más que un cosquilleo y el susto será nuestro. Queda claro que aún teniendo interruptor diferencial será mejor tener todos los electrodomésticos con puesta a tierra conectada.

Si se desea saber si la puesta a tierra es confiable, con la ayuda de nuestra punta de pruebas se puede saber sin ninguna dificultad. Una punta tocará el cable de tierra y la otra se pone en contacto con la fase (el cable que enciende el neón del buscapolo, también llamado vivo) en este momento la lámpara hace un destello y la corriente se corta. Todo está en orden. Podemos confiar en la masa a tierra y en el buen funcionamiento del diferencial. Si la lámpara no enciende habiendo corriente en la línea es indicador de que está mal la conexión a tierra.
Y por último si la lámpara se queda encendida, el diferencial no funciona.

Lunes, noviembre 08th, 2010 | Author:

Es el primer elemento que recibe la corriente de la red de calle al ingresar en nuestra casa o departamento. No siempre está instalado porque antes no se usaba, pero actualmente es obligatorio y pese a que significa un gasto más, brinda una seguridad para los usuarios que es invalorable, ya que no sólo protege la instalación y demás bienes materiales sino que salvaguarda la vida. El mecanismo es algo complicado pero el funcionamiento es sencillo: si un cable o cualquier otro elemento bajo tensión roza con un caño, pared o piso húmedo se producirá una fuga a tierra y el diferencial abre el circuito inmediatamente. Lo mismo sucede si el cable toca cualquier parte del cuerpo humano o un animal. Antes de recibir una fuerte descarga, el mecanismo quedará desconectado a la más mínima fuga de corriente a tierra.

El aparato está regulado para que se dispare cuando la fuga sea superior a 30 mA (miliamperios) Esta es una corriente ínfima que sólo puede producirnos un cosquilleo. Normas internacionales han determinado que en estos valores no hay riesgo para la vida humana. Todos los interruptores diferenciales tienen un pequeño botón de prueba. Cuando se lo pulsa, se interrumpe la corriente. Esto nos indica que el disyuntor está en buen uso. Es conveniente y recomendable, cada mes, comprobar su correcto funcionamiento. Una vez comprobado se vuelve a dar corriente levantando el interruptor diferencial.

Domingo, noviembre 07th, 2010 | Author:

Los viejos fusibles y la llave interruptora eléctrica van siendo reemplazados día tras día por nuevos equipamientos que si bien son más costosos brindan mayor seguridad al usuario y al conjunto de la instalación, incluyendo los electrodomésticos. Un esquema simplificado de instalación moderna sería la que se presenta en el siguiente dibujo. Casi podría decirse que son hermanitos menores de los viejos fusibles, tapones, o plomos porque si bien no tienen un alambre que se fundan trabajan con calor.

En el interior tienen una llave que abre o cierra para interrumpir o no la corriente. El mecanismo es sencillo: los contactos estan hechos con una doble lámina de metal (bimetal), donde uno de los metales encoge más que el otro cuando se calientan, por lo tanto, la chapita se tuerce y abre el circuito. Hasta que no se enfríe no puede volver a trabajar. Aunque pretendamos obligarla, la llave no se queda pegada en su sitio y la corriente no se restituye. La parte magnética asociada a la térmica, consta de una bobina que provoca el disparo inmediato en caso de un cortocircuito. Los interruptores automaticos son  reemplazaron, más práctico y seguro de los fusibles. También más confiable.