Archivo para la Categoría » Pinturas Barnices «

Domingo, abril 21st, 2013 | Author:

Cuando de la decoración de interiores se trata, las opciones son variadas. Mucho tienen que ver con el costo, con la durabilidad, con la facilidiad o dificultad para realizar el trabajo. Pero a lo que hay prestar mayor atención es al poder decorativo del material: aquí juegan los colores, las texturas, la luminosidad.
Bajo el signo de la calidad tradicional fueron agregados 10 nuevos colores y texturas entre los que destacan los llamados líneas del mar. del sol, del campo (Fantasías), country perla, yakarta térra y blanco (tipo rafias). En cuanto a colores lisos se incorporó un blanco puro que anteriormente no existía.
La presentación de las hojas continúa siendo la tradicional: 4,8 mm de espesor. 1,22 m de ancho por 2.75 m de largo y el peso aproximado es de 5kg por m2.

La facilidad de corte y colocación de CORLOK han hecho que este material sea un clásico ineludible en la decoración de hogares y oficinas. Además es muy resistente a golpes, desgaste, rayaduras y la abrasión. Con el paso del tiempo ni el texturado ni la coloración se degradan.
Una vez colocado no requiere mantenimiento, bastará limpiarlo con un trapo húmedo. En el caso de manchas y salpicaduras unas gotas de detergente serán suficiente para quitarlas.
El agregado de la nueva gama de colores y texturas demuestra la preocupación del fabricante por mantener actualizado el producto conforme a las nuevas tendencias en decoración.

Sábado, abril 13th, 2013 | Author:

Material:
Pintura mate (Hobby Line, de Kreul); brocha ancha.
Así se hace:
Preparar pintura muy diluida con agua y remover bien. Primero realizar una prueba sobre papel y dejar secar. Cuanta más agua añada, más tenue será el color obtenido. Al ser la pintura tan líquida, no necesitará mucha cantidad para pintar toda una pared. Una vez que haya obtenido el tono deseado, pintar la pared con una brocha ancha de pintor, aplicando la pintura mediante brochazos en todas las direcciones. De esta forma, unas zonas tendrán más capas de pintura que otras, obteniéndose un efecto artístico. Si el tono obtenido le parece demasiado pálido, simplemente dar una segunda mano de pintura. Esta técnica le permite también obtener otras estructuras: por ejemplo, deslizando la brocha sólo de arriba a abajo o aplicando una segunda mano con otro color. ¡Las posibilidades son ilimitadas! Pero no olvide realizar antes una prueba sobre un trozo de papel.

Domingo, febrero 24th, 2013 | Author:

Claro, quitándole el cuerpo, esquivando, haciendo señales para otro lado, también se llega. Pero no siempre es así y menos cuando de pintar se trata. Desde las páginas de esta revista se recomendó siempre que a la hora de pintar era fundamental la preparación de las superficies. Y ahí, como es lo que más tiempo lleva y lo que menos luce, empiezan las gambetas. Batería de argumentos: “quiero verlo terminado hoy”, “lijar es un trabajo bárbaro”, “¡¿Cuatro horas de secado?!”…”Ni loco!…” “Mira, di unas pinceladas con el color y queda genial”. Un tiempo después, la falta de lijado, cnduido, masilla si es el caso, se ven y más aún, las manchas inevitables por absorción despareja. La pintura no puede hacer magia. Si la base está bien tratada el resultado será espectacular. Pero si la base está despareja, en lodo sentido, por empleo abusivo de la “gambeta”, no espere el milagro.

Bueno, toda esla introducción para felicitar al equipo de diseño de SINTEPLAST fabricantes de pinturas reconocidas en el mercado, por apostar fuerte en el sentido que indicamos. El rótulo menor indica: Fondo para herrerías, Fondo sintético blanco para madera, Imprimación fijadora blanca. Fijador al aceite. No abrimos juicio sobre la calidad de los productos porque no hemos tenido oportunidad de probarlos, pero sí destacamos esta intencionalidad de remarcar lo que es importante. MANO PREVIA significa: “Antes, te estoy dando una ayuda”. “Le doy una mano ahora”. “Estoy a punto para servirle: antes, no después”. Insistimos, no vamos a abrir juicio sobre estos accesorios para el buen pintado aunque no dudamos que la calidad será la que corresponde a una marca reconocida como SINTEPLAST, pero sí destacamos el acierto de incentivar la aplicación de bases adecuadas para un éxito sin gambetas en la pintura de la casa, sus aberturas y también sus muebles.

Domingo, febrero 10th, 2013 | Author:

Otra técnica muy sencilla consiste en emplear colores especiales, generalmente a base de aceite de plátano, que se venden a propósito para estos trabajos. Aunque los colores existentes son limitados, el número de superficies que se pueden marmolar es enorme. Las pinturas de aceite sirven para papel, tela, madera, cristal, metal y cera. Son fáciles de manejar por un niño pero también son las que emplea el artesano para hacer obras de una gran perfección, como las conchas de tortuga decoradas. Los colores se colocan flotando en el agua y el procedimiento es, con ligeras modificaciones, el mismo que para las pinturas al óleo. Las pinturas a base de aceites vegetales tampoco se mezclan cuando se ponen unas junto a otras en el baño, pero sí cuando se deja caer una gota de una sobre una tonalidad distinta.

El baño. Para marmolar superficies planas como tela y papel hay que emplear un recipiente poco profundo. Para objetos mayores como cajas de madera, velas o latas se necesita una palangana o un cubo lo suficientemente profundo como para introducir en él el objeto.
Las pinturas a base de aceites vegetales flotan en el agua a temperatura ambiente, pero si el agua corriente es dura y los colores no se extienden bien, conviene añadir bórax o algún suavizante de aguas. Poner un puñado colmado de bóraz por cada cubo de agua. Colores flotantes. Emplear sólo unas cuantas manchas de pintura, mejor aplicadascon un cuentagotas. Jaspear en cuanto se haya hecho el dibujo porque la pintura se seca pronto.

Marmolado de papel y isla. Arremolinar los colores con un alambre o un palo, colocar con cuidado la superficie sobre el agua, dejarla así un momento y luego retirarla y dejarla secar. La tela se puede retirar en cuanto los colores se vean por el otro lado. A veces también sucede esto en papeles finos. Unas 24 horas después, los colores están lo suficientemente fijados como para poder lavar la tela. Emplear únicamente tejidos de entramado apretado, y nunca lana. Esta técnica sirve también para marmolar cuero.

Viernes, febrero 08th, 2013 | Author:

Empezar haciendo unas cuantas manchas en la superficie del apresto, empleando distintos colores colocados a una distancia de 5-7,5 cm. Entonces comienza la etapa más creativa y entretenida. Los colores flotantes se pueden ordenar pasando una aguja de hacer punto o un palo en punta por la superficie del apresto. Las manchas de color se desplazan y disponen en forma de remolinos, líneas o cualquier otro dibujo.
El apresto y el agua impiden que los colores se mezclen, por lo que es posible hacer una gran cantidad de dibujos, remolinos y arcos iris diferentes.
Si hace falta, el diseño se puede recomponer muchas veces hasta lograr el esquema de colores deseado. En ningún caso hace falta apresurarse, porque los colores permanecen un tiempo en la superficie del apresto antes de hundirse.

Cuando se haya conseguido el dibujo deseado, colocar con cuidado una hoja de papel en la superficie del apresto, empezando por una esquina para que no queden burbujas ni se deforme el dibujo. Cuando toda la su perficie del papel haya estado en contacto con la pintura, levantar la hoja con el mismo cuidado, sostenerla sobre el recipiente unos minutos para que gotee y colocarla, con el dibujo hacia arriba, sobre una hoja de periódico para que se seque. Pronto se descubrirá que los resultados varían no sólo según los modelos dibujados sino también según la cantidad de pintura empleada, el orden en que se aplican los colores y la tonalidad del papel.

Después de hacer cada impresión, retirar la pintura que queda sobre el apresto pasándole suavemente tiras de papel de periódico de unos 7,5 cm de anchura y de la longitud del recipiente.
Cuando se haya terminado el trabajo, limpiar el recipiente con un trapo y aguarrás El papel marmolado. una vez completamente seco, se puede aplanar colocándolo bajo un objeto algo pesado o pasándole una plancha templada.

Miércoles, febrero 06th, 2013 | Author:

El papel puede ser de cualquier tipo, pero hay que evitar los demasiado suaves, finos o porosos. Los mejores son el papel blanco para dibujo, el papel para pintura al pastel, el de estraza o cualquier otro de envolver. Se debe cortar de un tamaño ligeramente inferior al del «baño» o recipiente. Preparación del apresto. La solución en la que flotan los colores, denominada apresto, se hace disolviendo una cucharadita de la cola de gelatina en polvo en medio litro de agua. Para hacer la mezcla, poner la cola en el recipiente y añadirle un poco de agua hirviendo. Mezclar bien, y cuando el apresto se haya disuelto completamente, el resto del agua se puede añadir según sale del grifo. Dejar que la solución se enfríe a temperatura ambiente.

El recipiente debe estar siempre lleno hasta sus tres cuartas partes.
Preparación de los colores. Elegir dos o tres pinturas al óleo, poner unos 13 mm de cada tubo en recipientes separados y diluirlos en aguarrás hasta que queden líquidos. Colocar una brocha o un palo de madera en cada recipiente y remover bien la pintura. Pruebas. Antes de hacer el trabajo definitivo, conviene probar los colores y el apresto para saber si están en su punto. Empleando la brocha o el palo de madera, hacer una mancha de cada color sobre la superficie del apresto. Lo ideal es que cada mancha flote en la superficie y se extienda hasta hacer un círculo de 2.5-5 cm de diámetro.

Si el color no se extiende lo suficiente quiere decir que está muy espeso y que tiene que diluirse más. Por el contrario, si se extiende demasiado hay que añadir más pintura a la ya disuelta en aguarrás. Si la pintura se hunde hacia el fondo del recipiente, el apresto es demasiado espeso y tiene que aligerarse añadiéndole más agua. A veces las manchas de pintura se extienden y luego se contraen. Esto indica que el apresto no está a la temperatura correcta: que todavía está caliente y se debe dejar enfriar un poco más o que está demasiado frío y debe calentarse a la temperatura ambiente normal. Con un poco de experiencia se llega a saber cuáles son la temperatura y consistencia correctas. En el momento en que colores y apresto funcionen satisfactoriamente se puede empezar a trabajar.

Lunes, febrero 04th, 2013 | Author:

Este método es especialmente adecuado para marmolar papel, pero se puede usar también en otros materiales. Las pinturas al óleo proporcionan además una espléndida gama de tonalidades y los diseños se pueden hacer empleando todos los colores que se deseen.
Se necesita:
Un recipiente poco profundo e impermeable (un molde de horno, una cubeta de fotografía, etc.), que mida como mínimo 30 cm x 40 cm.
Un paquete de cola de gelatina en polvo, de venta en ferreterías. Pinturas al óleo.
Algún disolvente, como aguarrás, por ejemplo.
Un instrumento en punta, por ejemplo una aguja de tricotar, para arremolinar los colores.
Brochas o pequeños palos para revolver los colores, uno para cada color.
Unos cuantos tarros o pucheros pequeños.

Martes, junio 05th, 2012 | Author:

La pintura aplicada directamente sobre una madera nudosa o sobre un metal herrumbrado, no ofrece un buen acabado ni suele resultar duradera. Por ello, es indispensable realizar una cuidadosa preparación de los soportes con aparejos y tapaporos de modo que éstos garanticen una buena base y una protección eficaz contra la humedad. La segunda fase consiste en utilizar el enmasillado para disimular todos los defectos existentes en el material y taponar los agujeros y fisuras provocadas por el uso o por otras causas. Solamente cuando el material haya sido debidamente pulido con un medio abrasivo se podrán aplicar con éxito las primeras y segundas capas de pintura.

Domingo, mayo 20th, 2012 | Author:

Al retirar el óxido o la pintura en zonas de difícil acceso de un objeto de metal, la mejor técnica consiste en aplicar una gruesa capa de decapante químico para metales con una brocha vieja y dejar que actúe el tiempo recomendado por el fabricante en la lata o bote del producto. Hay que procurar no excederse para que el decapante no dañe el propio metal y tan sólo actúe sobre la pintura que se quiera retirar. Una vez se haya ablandado la pintura, habrá que utilizar un cepillo de dientes para acceder a las partes más difíciles y eliminar el resto de decapante con un cepillo de un mayor tamaño.

Sábado, mayo 19th, 2012 | Author:

Sin embargo, el óxido como tal sólo se retira eficazmente usando un cepillo de púas metálicas o, mucho mejor, con un transformador de óxido. Se aplica con pincel y convierte mediante una reacción química; el metal se queda negro, pero protegido para siempre.