Archivo para la Categoría » Revestimientos «

Domingo, julio 29th, 2012 | Author:

No es recomendable utilizar una cola de empapelar corriente para esta clase de materiales, pues sólo se lograría estropear aquellos más delicados, además de no obtener una fijación estable. Hay que elegir, pues, la cola idónea para cada tipo de papel de tejido que se desee usar. Como regla general, la cola se aplica sobre el dorso del papel, si lo hay, o contra la pared, si el revestimiento carece de papel de soporte.

Miércoles, julio 25th, 2012 | Author:

Papeles pintados para pared.
Lo más cómodo resulta encolar estos papeles especiales sobre otro de fondo o de forro previamente colocado en la pared. Con él se regularizarán las desigualdades superficiales o porosas, frecuentemente debidas a la alternancia de paredes escayoladas y pintadas. El papel de fondo ayuda a disimular las superficies desiguales, cosa importante cuando se quiere tapizar una pared con un tejido mural, que exige una superficie plana y regular. Por otra parte, los tejidos murales pesados tienen tendencia a separarse en sus juntas. Forrando las paredes con otro papel, se logrará evitar este fenómeno.

El papel de fondo se coloca perpendicularmente al revestimiento final, para que las juntas de ambos no coincidan (pues aumentaría la tendencia al desencolado). Se coloca el papel de fondo de modo que las tiras se encabalguen algunos milímetros; así se evitará que aparezca la superficie de la pared que se forra. Para fijar un papel de forro se emplea una cola espesa y resistente, lo que no solamente proporciona una buena adherencia, sino que evita también que el papel se contraiga al secar la cola.

Martes, julio 24th, 2012 | Author:

Como ocurre en cualquier revestimiento mural, la clave del éxito estriba en la preparación del soporte. Si las paredes y el techo no están rigurosamente planos y sin defectos, el tejido se bamboleará una vez colocado o presentará un aspecto irregular o con abolsados. Hay que eliminar el papel anterior y los restos de aparejos o de cola, para lo cual será necesario lavar las superficies. Como muchos de estos tejidos sobre soporte de papel son casi transparentes, será necesario asegurarse de que cualquier mancha o descolorido existentes en la pared no se transparentarán.

La adherencia no resultará buena sobre superficies desconchadas, por lo que deberán lavarse y aplicárseles un aparejo. Las superficies lisas y brillantes deben lijarse igualmente para proporcionar un mejor agarre al nuevo revestimiento. Y dado que existen muchas variantes de tejidos sobre papel, es preciso respetar las instrucciones relativas a la preparación de los soportes de pared facilitadas por los propios fabricantes.

Lunes, julio 23rd, 2012 | Author:

Los revestimientos de papel para paredes como soporte de otro material tejidos de fibras naturales, tejido de seda, telas de yute, corcho y otros materiales tienen la ventaja de facilitar la colocación como si se tratara de un papel corriente. No obstante, hay que tener en cuenta ciertos detalles particulares. Suelen ser más caros que un papel corriente, pero proporcionan a una pared o a un techo una nota de calidez y un efecto decorativo especial. El coste suplementario que ocasionan, merece la pena. Pero deben tratarse con cuidado, ya que los errores son mucho más caros y resultan más evidentes que con un papel corriente.

Domingo, julio 15th, 2012 | Author:

El papel para pared que se muestra arriba ha sido logrado mediante el procedimiento denominado transferí. Dicho procedimiento no es otra cosa que la transferencia de imágenes impresas (procedentes de diarios, revistas o de cualquier otro impreso) fundándose en el principio de la reactivación de las tintas ya secas mediante un disolvente enérgico y el transporte de dichas imágenes con la tinta reblandecida a un rollo de papel de pared de color blanco o muy claro. El disolvente más efectivo para este trabajo es el tricloroetileno. con el que se humedece la imagen (total o parcialmente) impresa en negro o en color. Conviene protegerse las manos con guantes para evitar irritaciones epidérmicas; es aconsejable asimismo trabajar en un lugar bien ventilado.

Sábado, julio 14th, 2012 | Author:

Murales decorativos.
Esta clase de revestimientos son cada vez más apreciados. La mayoría ofrecen una gama de paneles representando una decoración y están concebidos para ser colocados sobre una pared o bien en un techo.

Viernes, julio 13th, 2012 | Author:

Cuando se deba ajustar una tira metálica alrededor de un cuerpo saliente (interruptores, enchufes) se recortará a una buena distancia de los puntos de fijación. No hay que olvidar que los revestimientos metálicos son conductores de la electricidad. Algunos días más tarde, el revestimiento habrá quedado definitivamente adherido y se podrán eliminar los restos de cola con una esponja blanda humedecida. Algunos tipos de revestimiento metálico pueden limpiarse de vez en cuando con un trapo suave y seco. Esta operación ayudará a mantener su brillo.

Jueves, julio 12th, 2012 | Author:

Cuando se vayan colocando las sucesivas tiras, se unirán a juntas vivas para lograr un acabado correcto. Los revestimientos con impresos o de superficie texturada se pueden colocar solapados unos 25 mm. Con ayuda de una regla metálica se corta por el centro del solapado y se quita el orillo de la tira de encima primero; después, levantando dicha tira, se saca el orillo de la tira situada debajo y se vuelve a ajustar en su lugar de modo que casen los bordes perfectamente.

Miércoles, julio 11th, 2012 | Author:

Después de haber dado a la pared una segunda capa de cola, se aplica cada tira del revestimiento no encolado, según el procedimiento habitual. Se procurará no formar pliegues ni arrugas. Un rodillo de goma o de fieltro será lo más apropiado, pero también habrá que utilizarlo con sumo cuidado.

Martes, julio 10th, 2012 | Author:

Revestimientos para pared: para que este revestimiento resulte duradero se debe encolar perfectamente la superficie de la pared. Para lograrlo, se suele dar una primera capa de cola que se dejará secar por completo antes de dar la segunda. Se empleará siempre una cola ligera y fluida, asegurándose de que se ha diluido perfectamente, ya que los grumos resultarían evidentes.