Archivo para la Categoría » Trabajos con vidrio «

Domingo, marzo 10th, 2013 | Author:

Herramientas.
Diamante con punta de acero. Diamante para cortar curvas. Consta de una ruedecita de acero montada sobre un brazo ajustable que gira alrededor de un pivote central provisto de una ventosa. Esta herramienta no es absolutamente necesaria; puede suplirse con un diamante corriente. Alicates.
Rodillo para papeles pintados o rodillo de cocina.
Gafas protectoras.
Materiales.
Dos hojas de cristal de unos 3 mm de grosos -de venta en cristalerías-; la primera, para dividirla en piezas que posteriormente irán pintadas, y la segunda, para utilizarla como soporte. Si se desea emplear cristal ahumado, comprar varias hojas en ámbar, azul, amarillo y verde. Laca de bombillas, si se prefiere trabajar con cristal transparente. Se vende en droguerías, en frasquitos de diferentes colores.
Pegamento spray, como Araldit, para adherir las piezas de cristal. Sucedáneo de plomo en pasta; se trata de una resina compuesta por dos productos envasados por seprado que, una vez mezclados, forman una masilla moldeable en rollos delgados y largos. Aunque no es imprescindible para este trabajo, conviene utilizarla porque da al conjunto mayor solidez y un acabado de carácter más profesional.
Lija de agua para cristal, para suavizar los
bordes cortados.
Limpiacristales.
Aceite lubrificante ligero (por ejemplo, el que se emplea para máquinas de coser), para engrasar el diamante. Aguarrás, para limpiar los pinceles.
Hoja de cartón del mismo tamaño o mayor que el cristal.
Hollín.
Papel blanco liso del mismo tamaño que el cristal.
Cinta adhesiva, regla y rotulador o lápiz de cera.

Martes, enero 10th, 2012 | Author:

Se empieza a perforar poco a poco  con un berbiqui equipado con una broca de carburo de tungsteno en forma de punta de lanza o de pico. Antes de proceder a atravesar completamente la placa, se gira ésta y después se acaba de realizar la perforación a partir de la otra cara.

Lunes, enero 09th, 2012 | Author:

Estantería: he aquí un trabajo que permitirá hacer prácticas en el rayado, corte y pulido de los vidrios. Los elementos de vidrio, para que sean resistentes, deberán ser de vidrio colado (luna) de 6 mm. El vidrio de la ilustración es ahumado, pero también se puede realizar con otra clase de cristal.
Los triángulos se cortan a partir de cuadrados de 300 mm de lado. Se procederá, pues, con atención, ya que es muy fácil perjudicar los vértices al rayar y partir la diagonal. Después se amolan y se pulen los cantos. El elemento de soporte se realiza con listones ranurados.

Los travesanos horizontales se unen a inglete en el ángulo. Se comprueban las dimensiones convenientes aplicando la madera contra el vidrio. Se fijan los travesanos a los montantes, espaciándolos regularmente con un trozo de listón. Para obtener un buen acabado se da una capa de barniz o de pintura antes de fijar el conjunto a la pared, lo que se hará suspendiendo los montantes por medio de tacos. Esta realización permitirá familiarizarse con el trabajo del vidrio, sin el peligro de que un error debido a una falsa manipulación pueda resultar muy caro.

Domingo, enero 08th, 2012 | Author:

Se empieza poco a poco por un lado del vidrio y luego, antes de atravesarlo, se ataca por el otro lado hasta conseguir la perforación total. Este principio de perforación en dos etapas permite realizar los agujeros de manera más limpia y sin producir esquirlas. Se pulimenta el interior con papel de lija al agua enrollado en un tubo flexible. Se seguirán estas instrucciones minuciosamente para lograr eficacia en el trabajo.

Sábado, enero 07th, 2012 | Author:

No hay que olvidar trabajar con gafas cuando se perfora el vidrio. Se coloca la placa plana y se indican los puntos de taladrado primero con un rotulador pequeño y luego haciendo presión con la punta de la broca. Se realiza a continuación un anillo con masilla de vidriero o con pasta de modelar alrededor de la referencia; se vierte en el interior del mismo lubricante para facilitar la perforación y lograr un corte más neto.  Se utilizará como tal la esencia de trementina para vidrios corrientes y agua para el cristal o lunas.

Viernes, enero 06th, 2012 | Author:

Dado que el vidrio tiene tendencia a romperse fácilmente cuando está sometido a vibraciones, hay que emplear una máquina universal cuya velocidad de rotación sea inferior a 350 rpm. Esta velocidad no suele ofrecerse en las máquinas corrientes (salvo si disponen de graduador electrónico), por lo que en algunos casos resultará más práctico usar una taladradora manual o un berbiqui. Seria indispensable una broca de punta de lanza de carburo de tungsteno. No se perforarán agujeros que no estén por lo menos a 13 mm del borde de la placa (o a 25 mm si el cristal es muy grueso) para evitar que se produzcan fisuras.

Jueves, enero 05th, 2012 | Author:

Antes de taladrar un vidrio se mide y se marca la placa. Para perforar un espejo se coloca el reverso contra la mesa para evitar dañar el azogado.

Miércoles, enero 04th, 2012 | Author:

A veces es necesario obtener una circunferencia en el interior de una placa o bien conseguir un agujero circular, como, por ejemplo, para instalar un extractor de aire. Sin embargo, perforar un vidrio supone una técnica muy diferente y una elección especial de los instrumentos de cortar y taladrar.

Martes, enero 03rd, 2012 | Author:

Las brocas más idóneas para perforar el vidrio son las de metal duro (carburo de tungsteno) en forma de punta de lanza o bien de pico.

Lunes, enero 02nd, 2012 | Author:

Todos los restos de cristal que no se hubiesen desprendido se grujen con unos alicates o tenazas planas. Bastará aplicar las mordazas en ángulo recto con respecto a la línea de corte. Finalmente, puede resultar necesario pulir también los cantos. Para evitar riesgos, esta operación será completamente indispensable en el caso de que los cantos tengan que quedar libres, sin protección interior. Se emplea para el pulido una piedra al aceite pero lubricada con agua a lo largo de los cantos superior e inferior, atacando con un ángulo de 45° respecto a la superficie del canto. Una vez pulimentados y achaflanados de los vidrios, se frota el canto en ángulo recto. Como último pulimento se pasará por el canto piedra pómez de grano fino. Toda esta operación de pulido requiere bastante tiempo, pero queda facilitada si se empieza por los ángulos. De esta manera se evitará que se produzcan esquirlas.