Archivo para la Categoría » Tuberias Agua «

Miércoles, agosto 03rd, 2011 | Author:

El problema de los ruidos en las tuberias de desagüe, especialmente en los montantes y por las noches, se ha acrecentado con la utilización de sistemas de tabiquería ligera, que, habitual mente, no están bien tratados acústicamente. Los tubos de evacuación antirruido no son diferentes de los que no lo son visualmen te.

La verdadera diferencia radica en la composición de los materiales de fabricación, unos compuestos plásticos a base de polipropileno y polietileno especiales, que incorporan agregados minerales para aumentar la densidad de la pared sin aumentar su espesor, con lo que se gana en aislamiento acústico. Otro mecanismo de absorción acústica consiste en la utilización de diferentes estructuras moleculares y en la disposición de nervaduras que evitan las vibraciones con el paso del agua, especialmente en las zonas de cambios de dirección.

Sábado, enero 08th, 2011 | Author:

Es indudable que la utilización de cañerías de plástico para la conducción de agua, gana terreno gracias a la facilidad de instalación y la economía en los materiales. Sobre todo el avance se verifica en instalaciones a la vista en patios y jardines. Cuando la instalación es interior y empotrada en la pared, la resistencia al uso es bastante marcada. La mayoría teme por posibles reventones y pérdidas ocasionales en las conexiones. Y si de agua caliente se trata, aumenta la desconfianza. El otro tema cuestionado es la durabilidad: como son productos nuevos, nadie tiene la experiencia a largos plazos y nadie quiere correr riesgos. POLIMEX ofrece un tubo de polietileno reticulado, apto para agua fría que en el caso de haber cortes, los mismos coincidan con los bordes y en los lugares más disimulables.

A propósito de los cortes, los mismos se realizan con trincheta y guiándose con una regla. El trabajo de colocación termina con el prensado parejo de las piezas, tarea que se realiza a mano o con ayuda de un rodillo pesado. Para el acabado, están indicadas las ceras al agua, y para el mantenimiento bastará pasarle diariamente un trapo húmedo. Las cualidades comunes a ambas líneas son: livianas, coloridas, higiénicas, autoextinguibles, antideslizantes y de uso inmediato. Resistentes a los más variados productos de limpieza desde el amoníaco al kerosene pasando por la lavandina y los detergentes de uso cotidiano.

Lunes, septiembre 13th, 2010 | Author:

Para que lodo funcione correctamente en una instalación de evacuación, es conveniente respetar una serie de normas técnicas y jurídicas relativas a la longitud de los tramos, al diámetro, a los codos y curvaturas y a la inclinación de las tuberías, al uso de los sifones, de las fosas sépticas y pozos de registro, al modo de realizar los empalmes y a las dimensiones de la tubería principal. Es importante, pues, informarse de las normas existentes en cada sitio, ya que pueden existir diferencias considerables. En principio, el propietario de la casa es el responsable de toda la instalación hasta que ésta desemboca en la cloaca de la comunidad, aunque muchas veces esta cloaca se halla algo apartada de la casa.

En cambio, el servicio de alcantarillado y cloacas incumbe a la autoridad municipal. Si la casa en que se vive ha sido construida junto con otras es muy posible que la instalación de evacuación sea común a todos los vecinos. Esto supone que habrá una conducción única para la evacuación de todas las viviendas antes de desembocar en la red comunal. En este caso el funcionamiento y mantenimiento de la instalación se halla a cargo de todos los usuarios. El costo de la red de alcantarillas en las zonas extraurbanas es tal que para la dispersión de las aguas sucias de una casa hay que recurrir a las fosas sépticas. Su construcción tiene que ajustarse a las normativas dictadas por las autoridades locales.

Domingo, septiembre 12th, 2010 | Author:

Todas las conducciones y la tuberia de acero actual, así como los sifones y otros accesorios, son de plástico, salvo las subterráneas en donde se continúan utilizando los materiales tradicionales. Los sifones de las tuberías de evacuación, así como los que se incorporan a la taza del W.C. y al bidé, suelen tener forma de S más o menos pronunciada; así después de haber procedido a un desagüe, el agua limpia restante se ve obligada a ocupar la parte inferior, lográndose así el sellado. Los sifones de las bañeras y de los platos de. ducha son del tipo denominado de pozo, con el agujero de evacuación más alto que el de entrada: el agua limpia que se deposita en el fondo garantiza el sellado. Actualmente casi todos estos elementos son de plástico.

Los sifones de los fregaderos y lavadoras son del tipo denominado de botella: la parte superior, fija, está unida mediante un manguito superior a la pila, y lateralmente al tubo de descarga. La parte inferior, que se puede quitar para proceder a su limpieza e inspección, contiene una cantidad de agua que hace las veces de sellado, ya que a ella llega el tubo de desagüe empalmado al recipiente. En el caso de ocupar una casa vieja es posible que se tenga un sistema de evacuación de este tipo, y todas las reparaciones de estas tuberías tendrán que amoldarse al sistema existente. La alternativa es cambiar todo el sistema de evacuación e instalar una conducción única.

Sábado, septiembre 11th, 2010 | Author:

En las casas antiguas son bastante frecuentes las instalaciones a base de una doble canalizacion. El principio en que se fundaban era que las aguas del W.C. se evacuaban directamente a lo largo de una tubería subterránea. Todas las otras aguas usadas descendían a lo largo de una tubería hasta llegar a una caja cerrada provista de sifón, a nivel del suelo, y de allí se dirigían a la cloaca general. En algunos casos estas aguas tenían que pasar a través de una tubería a nivel del suelo antes de poder ser evacuadas, finalmente, a la alcantarilla.

Todas las tuberías relativas a este sistema tenían que estar fijadas en el exterior del edificio. Cuando empezaron a difundirse las bañeras en las plantas superiores, además de instalarse aseos próximos a cada dormitorio, el agua que se evacuaba se desviaba hasta alcanzar los bajantes, lo cual ocasionó más de un problema. Para evitar el efecto de sifonación, es decir el reflujo de las aguas evacuadas, se tuvo que empalmar la parte superior de cada sifón con un respiradero que llegaba a través de una canalización hasta el conducto de dicho medio de respiración a nivel del suelo.

Viernes, septiembre 10th, 2010 | Author:

Este sistema de evacuacion se basa en la separación de las aguas negras y las aguas usadas. Las primeras son las que proceden de sanitarios domésticos (W. C., bidé, lavabo, pilas, baño, ducha, etc.), en tanto que las segundas proceden de las aguas pluviales u otro sistema de recogida de aguas en los canalones exteriores. Por lo tanto existen dos conducciones separadas que solamente se reúnen a nivel de un pozo de registro antes de ser, finalmente, conducidas a la cloaca principal. En muchas viviendas este sistema de evacuación (en principio correcto según las normas) puede actuar de muy distintas maneras.

En el sistema de columna única todos los desagües que afluyen a una única conducción deben tener un sitio de aireación a nivel del techo. Todos los sifones colocados a lo largo de los desagües tienen una forma de S muy acentuada. Y todas las derivaciones se hallan empalmadas, a su vez, a una tubería de aireación que emerge más arriba del nivel del techo. La descarga sobre el nivel del suelo puede no hallarse conectada a la columna única. El agua que se evacúa de los fregaderos, por ejemplo, puede ser conducida a un pozo cubierto, y la que se evacúa de los lavabos, puede ira parar directamente a una conducción subterránea.

Jueves, septiembre 09th, 2010 | Author:

Las instalaciones de fontanerias de columna única se construyen y modifican de acuerdo con las disposiciones de las autoridades locales. He aquí algunas de las normas establecidas: es necesario colocar en cada sanitario un sifón que impida el reflujo de emanaciones desagradables lavabo y bidé deben tener un desagüe de 1 pulgada y cuarto (32 mm) si la derivación no supera los 170 cm; deberá ser de una pulgada y media (38 mm) hasta un máximo de 230 cm de longitud de la tubería las bañeras, platos de ducha, lavabos, bidés y fregaderos deben contar con un sifón y una tubería de desagüe de 1 pulgada y media las lavadoras con salida directa propia suelen utilizar una tubería (situada a 600 mm de altura) con un sifón de una pulgada y cuarto y precisan de una aireación en donde el tubo de desagüe entra en el de evacuación.

Las conducciones de desagüe de los W.C. suelen tener un diámetro de 10cm que debe corresponder con el del bajante. Las tuberías pueden llegar a tener unos 6 m de longitud. Las derivaciones deben tener una inclinación mínima de 18-45mm por metro de longitud. El W.C. de la planta baja podrá estar empalmado directamente a la canalización de evacuación general cuando la parte superior del sifón se halle a menos de 150cm del punto de entrada en la canalización de salida.

Lunes, septiembre 06th, 2010 | Author:

Existen unas tuberias de desague que se montan para evitar que el agua rebose ocasionando perjuicios en su casa o en la de los vecinos. Las más corrientes se hallan empalmadas a las cisternas de acumulación, a los pozos o albercas, a los depósitos de descarga de los W.C., o bien forman parte de algunas instalaciones de bañeras o lavabos. Se suelen denominar rebosaderos. En los lavabos bidés y platos de ducha o bañeras, el reí jsadero va a parar a los canalones de evacuación situados entre el sifón y el aparato sanitario, o también al mismo sifón por encima del nivel de agua que éste contiene, y tiene que estar en condiciones de evacuar el volumen de agua que mana de un grifo termostatico abierto al máximo.

Normalmente, en los lavabos, bidés y platos de ducha el agujero de evacuación se halla previsto en la realización del mismo aparato.Por el contrario, en los W.C. dicho agujero se suele proporcionar como parte de la instalación y se empalma a una abertura de la tubería de evacuación. Los desagües de depósitos, cisternas y pilas de lavabo están constituidos por un tramo de tubería con un diámetro inte: rior de 22 mm, por lo menos, de modo que sea capaz de evacuar toda el agua procedente del tubo de alimentación. Por regla general, estos desagües están situados en el fondo o a un lado y afloran para impedir que el agua acumulada en el aparato llegue a desbordarse y dé lugar a una inundación.

Viernes, abril 02nd, 2010 | Author:

En la búsqueda de una manera de conducir agua, capaz de soportar altas temperaturas y presiones, y tratando de superar los problemas de unión de las cañerías convencionales, soldadura, roscado, compresión lanza al mercado, hacia 1989 los caños y accesorios termofundibles.