Tag-Archivo para » colores para ambientes «

Martes, agosto 19th, 2014 | Author:

Aparte de felices hallazgos imprevisibles, dentro de la disciplina decorativa se aceptan como muy aceptables unas armonías determinadas en las que se concilian unos colores con otros por la relación que guardan entre sí dentro del círculo de colores. Dentro de estas armonías se tiene:

a) La armonía monocromática.
La denominada también «por entonación». En ella se utilizan tonalidades correspondientes aun mismo color ó matiz de color con mayor o menor cantidad de blanco y de negro. Por ejemplo, una habitación decorada toda ella con diversos matices y tonalidades del verde.

b) La armonía por contraste u oposición.
Se utilizan colores que están situados en la parte opuesta del círculo de colores. Es decir del complementario. Dentro de este esquema, pueden presentarse dos modalidades. Una de ellas se reduce exclusivamente a colores estrictamente complementarios radicalmente opuestos, si bien cada uno de ellos en sus distintas tonalidades de claridad y oscuridad. Sería el caso, por ejemplo, de una decoración con distintas tonalidades, más o menos oscuras, de violeta junto a otras tonalidades del amarillo. Del mismo modo, podría aplicarse una decoración en la que a una gama de tonalidades de verde azulado se opusieran por contraste otras de un anaranjado bastante rojizo. Otra solución puede consistir en la oposición con colores complementarios adyacentes, es decir, los situados inmediatamente a uno y otro lado del color complementario estricto. Esta armonía es la que puede obtenerse con un color rojo intenso combinado con gamas de azul verdoso y amarillo verdoso: los adyacentes al verde puro opuesto al rojo.

c) Armonía de tres colores consecutivos.
Tiene mucha aceptación. Se usan tres colores consecutivos con un mismo matiz en lo que a su pureza se refiere, es decir, en un mismo grado de pigmentación respectivo. De esta manera puede resolverse, pongamos por caso, una decoración en la que se hermanan un verde claro, un amarillo pálido y un rosado también pálido.
Es evidente que todos estos esquemas de armonías responden más a un afán simplista de formulación o de interpretación que a una fidedigna y posible realización. También tengamos en cuenta los muebles que son muy importantes en la armonía de un hogar, este es un lugar recomendado para ver muebles y todo para decoración de salas.

Solamente a partir de una intencionalidad de cada uno de dichos esquemas se procurará alcanzar su consecución con los márgenes aproximativos, que estarán en función de lo que se pueda lograr en realidad. Ll intento de establecer de manera estricta una decoración de acuerdo con una armonía determinada no sólo resultará prácticamente inútil, sino que, si se consigue concretarla, es muy posible que resulte monótona y restrictiva.