Miércoles, abril 28th, 2010 | Author:

Y desde luego, quien resiste en el caso de compresiones, golpes y punciones. Si se hace un corte limpio en una membrana es probable verla con una lupa. De lo contrario es necesario calentar un trozo a fuego lento, quitar el aluminio y el polipropileno de la base, fundir el asfalto sin quemar y en la medida que éste escurra, quedará a la vista el refuerzo central: el alma. Si no la encuentra, vaya tratando de olvidarse de esa membrana por barata que sea. El otro tratamiento es por frío.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in