Miércoles, noviembre 24th, 2010 | Author:

Antes de levantar el vehículo aflojaremos, sin quitarlos, los tornillos que sujetan la rueda. Al trabajar debajo del coche, toda precaución es poca, por tanto recomendamos utilizar soportes que aseguren una firme sujeción. Tras quitar el guardapolvos que protege  el rodamiento, retiraremos la tuerca de presión. Antes de retirar el tambor, procederemos a extraer la anilla de seguridad que impide que éste se desplace.

La extracción del tambor es el paso si guíente, algunos vehículos incorporan un sistema de desbloqueo de las zapatas, para que salga con mayor suavidad. Aspecto que tendrá el equipo de frenado trasero una vez retirado el tambor. Es necesario iniciar una inspección ocular para comprobar que no existe ninguna fuga de líquido de frenos. Para retirar las zapatas, daremos un cuarto de vuelta a la tuerca de seguridad, y retiraremos el muelle de presión.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in