Martes, noviembre 30th, 2010 | Author:

La sierra caladora ha subido en el ranking de las piezas más usadas, incluso a la par de taladros y lijadoras. Es simple de usar, fácil de operar y sobretodo versátil. Con su hoja de sierra colocada en posición vertical, se puede efectuar cortes rectos y curvos, tanto en maderas, como en otro tipo de materiales, como plásticos, metales y algunas cerámicas. La caladora es capaz de cortar un panel aglomerado de 19 mm, como de 3 mm, sin que por ello exista diferencia en el corte, pues el trabajo que ejerce la hoja es el mismo. Por esta razón es más que recomendable su adquisición, pues supera con creces a la sierra de mano o serrucho. Además su precisión y rapidez están más que demostradas. Está compuesta por un motor eléctrico montado horizontalmente, de entre 250 y 1200 Watios  llevando un mecanismo que convierte el movimiento rotativo del motor en movimiento de vaivén.

Este movimiento se asemeja al de una aguja de una máquina de coser. El motor está preservado por una carcasa de plástico donde se alojan los controles. Además cuenta con un pie que se desliza sobre el tablero a cortar y tiene la particularidad de poder hacer un corte vertical de 90° inclinado hasta 45 grados. Este pie está diseñado para poder ser instalado en una mesa. También existe la posibilidad de colocar un aplique para cortes circulares. La hoja de la sierra está sujeta por un tornillo de presión, generalmente con rosca, cabeza de tipo alien. Existe un modelo de Bosch que tiene la particularidad de no necesitar ninguna herramienta para sustituir la hoja. Otro detalle importante a tener en cuenta es el plástico protector, que debe permanecer colocado mientras la máquina este enchufada.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in