Viernes, enero 27th, 2012 | Author:

Si una ventana carece de una bella vista al exterior o se abre a un patio interior o a una calle sin encanto, se puede sacar partido del vano para instalar una decoración de plantas de interior que se desarrollarán a través de los vidrios. Quedarán, además, muy accesibles para recibir todas las atenciones necesarias. Bastará instalar un sistema de soporte a base de guías que permitan su graduación tanto a un lado como al otro de la ventana. Si ésta se halla dentro de un rehundido importante se dispondrá de estantes más anchos en los que se cultivarán plantas exhuberantes. Los diversos tipos de guías con ranuras o con cremalleras utilizadas para bibliotecas y librerías resultarán muy prácticas.

Las guías se cortan en longitud según la altura de la ventana y se instalan dos tiras en cada lado, de modo que se puedan colocar dos soportes en cada uno de los lados. Como anaqueles se utilizarán preferiblemente placas de vidrio para no quitar más luz a la ventana. Se empleará vidrio colado de 6 mm, si hay poca anchura, y de 10 mm, si el anaquel es ancho. En el caso de que el ancho de la ventana fuese importante o si las estanterías tuviesen que soportar un peso considerable, se instalará una escuadra central. Se colocan taquillos de caucho o de plástico blando entre el cristal y los soportes metálicos.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in