Sábado, abril 28th, 2012 | Author:

Quizas la parte más compleja sea retirar el antiguo plato de ducha, ya que hay que picar el cemento con un martillo percutor hasta romper el plato o liberarlo. Desconecta el sumidero y tener cuidado de no romper las conducciones. El mayor problema es conseguir que la zona quede impermeabilizada, para evitar goteras o escapes de agua hacia el piso inferior. Una vez enrasado d hueco con un cemento específico, impermeabiliza la zona poniendo un revestimiento de plomo (esta solución ya casi no se emplea) o una cubeta de fibra.

Conecta el desagüe y color el nuevo revestimiento con la caída adecuada. Hay un sistema que puede facilitarte bastante el trabajo. Se llama Platocspacio y consiste en una serie de materiales y productos. Incluye una base especial con caída incluida y bote sifónico instalado (sólo hay que conectarlo a la bajante con un codo de 50 mm). También lleva unas serie de perfiles impermeabilizantes para esquinas interiores y exteriores, la cinta impermeabilizante perimetral y el mortero para pegar el plato.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in