Viernes, abril 27th, 2012 | Author:

Los tapizados de muelles son algo complicados de hacer. Cómprate una pata de cabra (en tiendas especializadas en material de tapicería) para quitar los clavos, una grapadora de pistola y grapas de 6 mm, una aguja de colchonero (curva), bramante, tiras de arpillera del ancho adecuado, muletón, tela y pasamanería o tira de tachuelas. Cuando quites la tela, procura conservar al máximo el tapizado existente. Fíjate en cómo van cosidos los muelles por encima y por debajo.

Lo mejor es que destapes una silla y la uses como modelo. Grapa o sustituye las tíras de arpillera de la parte inferior y fijando los muelles con el bramante y la aguja de colchonero. Arregla el entramado de cuerdas que sujetan los muelles por encima; si es necesario, introduce crin. Cubre todo con arpillera, grapándola en los bordes de la silla, y coloca encima una capa de muletón fijada con 4 o 5 grapas. Termina de retapizar colocando la tela y grapándola perfectamente, para después ocultar las grapas pegando encima la pasamanería o fijando tira de tachuelas.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in