Domingo, mayo 13th, 2012 | Author:

Hemos dicho que cuando se quiere trabajar una superficie de madera que tiene barnices o pinturas viejas, éstas se retiran con un decapante químico aplicado con brocha y retirado con una espátula. Pero hay recovecos y zonas complicadas de acceder. En esos casos, saca punta a un palo de madera y podrás así eliminar el decapante y la vieja pintura incrustada en los resquicios, hendiduras y molduras. A continuación, pasa lanilla de acero (úsala con guantes) y retira el polvillo con un buen cepillo: ¡ojo!, es fundamental que no quede ni rastro de esta lanilla porque con el paso del tiempo puede oxidarse.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in