Viernes, octubre 12th, 2012 | Author:

En un cuarto de baño hay que aprovechar el rincón más pequeño.
Estanterías. Las estanterías de madera barnizada o pintada o de aglomerado plastificado permiten ordenar multitud de objetos.
En un cuarto de baño existen una serie de emplazamientos que facilitan la colocación de repisas estrechas: a lo largo de la pared o encima de los grifos de la bañera, de los depósitos de descarga del WC o incluso entre asiento y depósito.
Bañera. Un borde de bañera muy ancho constituye un anaquel muy cómodo para tener a mano los productos de aseo y de manicura. También se puede sacar provecho de un empotrado de una vieja bañera empleando algunos rincones para guardar cosas.
Lavabo. Se puede construir un mueble alrededor del lavabo. Será un lugar ideal para los objetos de tocador. Por otra parte, podrá esconder las cañerías y canalizaciones. Sin embargo, se deben tener en cuenta los inconvenientes: el agua tiene tendencia a quedar estancada formando pequeños charcos en la superficie del mueble, y el espacio comprendido entre lavabo y mueble acaba llenándose de mugre.
Botiquines. Se pueden encontrar botiquines con puertas de espejo fabricados a base de materiales muy diversos, entre los cuales citaremos el pino, el acero esmaltado y el plástico de colores. Frecuentemente forman parte de una serie de mobiliario para baño. Los hay equipados con un tubo fluorescente situado en la parte superior con una toma para la maquinilla de afeitar, cajones, anaqueles e incluso un dispositivo para guardar los cepillos de dientes… Además de los productos de aseo pueden guardarse también en estos armaritos los medicamentos. Si hay niños en la casa se procurará que los armarios queden bien cerrados con llave.

Categoría: El Baño
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in